jueves, 4 de febrero de 2021

La piedra lunar de Wilkie Collins


Sinopsis
El día de su 19º cumpleaños, Rachel Verinder recibe de su difunto tío, el coronel Herncastle, un dudoso héroe de las campañas militares del imperio Británico en la India, un esplendoroso legado: un diamante enorme, cuyo brillo crece o mengua en consonancia con las fases lunares, y valorado en 30.000 libras. Lo que no sabe Rachel es que esta valiosa joya es producto de un robo sacrílego y que acarrea una maldición. La misma noche en que la recibe tiene ocasión de comprobar que se trata en realidad de un regalo envenenado: el diamante desaparece y siembra la confusión, la desconfianza, la codicia y la muerte en una familia hasta entonces bien avenida.

Reseña
Siguiendo la costumbre mayoritaria de los escritores de la época, esta obra fue editada con cuentagotas, o sea, por entregas semanales durante 1868 en la revista "All the year round", fundada por el íntimo amigo de Wilkie Collins, Charles Dickens, con el que llegó a colaborar en múltiples novelas. 
De esta novela se dice que conjuntamente a su otro libro "La dama de blanco" es de las mejores novelas del autor.
También se dice que fue uno de los precursores de la novela policíaca inglesa, pero claro, eso depende del crítico y/o del experto que opine.

Imaginen a los lectores, cada semana pendientes de la nueva entrega de su folletín favorito, para comentar en sus clubs y pubs su impresiones, sus ideas sobre como transcurrirá la novela, para encontrarse con que el autor en la siguiente parte realiza un giro sorprendente, añadiendo personajes o situaciones e incrementando la intriga y el suspense hasta el final, todo un adelanto de lo que serían las fotonovelas que podíamos comprar en los quioscos en los años 70-80, o similar a las telenovelas de ahora.

La importancia de los protagonistas es vital. El lector ha de empatizar con cada uno de ellos o aborrecerlos, pero tiene que tener claro como son e incluso poder identificarlos con gente de su entorno, en eso Wilkie Collins es un verdadero artista. 
Cada personaje descrito en la novela posee una única característica definida que predomina, sin embargo, tal personalidad no es en ningún momento tan exagerada que nos pueda empalagar, indudablemente todo un alarde de la capacidad descriptiva del comportamiento y ser humano.
El elenco abarca todos los estratos sociales de la época e incluso podemos ver en la trama como se enfocan temas tan importantes como las colonias inglesas, los principios del movimiento sufragista y demás derechos de las mujeres, o las posturas ante los inmigrantes.
Algo que se puede apreciar es la capacidad de dotar a cada uno de los personajes de un realismo sorprendente, las descripciones de cada uno de ellos, y su comportamiento son extraordinarios, en ocasiones me encontraba ahí, junto a ese individuo y casi podía palpar su ánimo y su pose, sus gestos y si me apuran, sus pensamientos.
Tenemos señores, señoras, mayordomos, doncellas, policías, inspectores, timadores, abogados, puritanas, oportunistas e incluso brahmanes mal encarados, cada uno de ellos tienen su papel, su lugar y parte en la historia.

¿Cómo consigue el autor que podamos conocer a los personajes? pues de una manera bastante sutil. 
Son ellos mismos quienes contando, relatando el como viven cada una de las partes que conforman la historia, se presentan y describen a otros personajes que a su vez pueden o no hablar de ellos en otros capítulos.
Collins con su buen hacer dota de ironía, sarcasmo, alegría o tristeza cada escenario, según sea necesario, siendo esto otra de las características del éxito que tuvieron sus obras.

La historia está escrita en su mayoría por el método habitual de comunicación de la época: la correspondencia escrita. 
Cada protagonista aporta mediante sus cartas, partes de diarios e informes, su relato de como vio o interpretó, e incluso lo que el considera imprescindible saber de la historia. 
Podríamos, por lo tanto, clasificar esta novela como una obra literaria epistolar.

Esta composición coral que puede parecer compleja, es, sin embargo, la piedra angular que atrapa al lector. El libro entremezcla lo policíaco con el suspense; teje entre ambos una historia de amor y aunque pueda parecer que en ocasiones se alarga con las explicaciones de los personajes, puede atrapar a un público diverso con suma facilidad.

Y para terminar... tampoco quiero olvidar mencionar el gran homenaje que hace Wilkie Collins a las primera novelas de aventuras o de viajes y que se verá reflejado a lo largo de todo el libro con la inclusión del libro Robinson Crusoe (1719) de Daniel Defoe que se convierte en otro protagonista más. 

Si yo fuera este libro querría sustituir al Robinson Crusoe de Mr. Betteredge y ser fuente de inspiración.

3 comentarios:

  1. Hola Sifuesemos la verdad es que este libro es una maravilla. Anda que no nos reímos con Betteredge... y tu reseña es una muy buena disección.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante! es un libro que no termine porque el que consegui de la biblioteca tenia la letra muy chica,gracias por recordarmelo! saludosbuhos lo buscare.

    ResponderEliminar
  3. ¡Sí! Yo estaría superpendiente de esa nueva entrega de mi folletín favorito :-)
    Me encanta la estructura de la novela y los personajes. Mi preferido Betteredge, ya lo sabéis :-)
    Y vaya ganas que me dejó de leer "Robinson Crusoe" :-)
    Fantástica reseña, Si fuésemos libros :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar