martes, 12 de noviembre de 2019

El instituto de Stephen King


Sinopsis
En mitad de la noche en un barrio tranquilo de Minneapolis raptan a Luke Ellis, de doce años, tras haber asesinado a sus padres. Una operación que dura menos de dos minutos. Luke se despierta en la siniestra institución conocida como El Instituto, en una habitación que se asemeja a la suya pero sin ventanas. En habitaciones parecidas hay otros niños: Kalisha, Nick, George, Iris y Avery Dixon, entre otros, que comparten capacidades especiales como telequinesia o telepatía. Todos ellos se alojan en la Mitad Delantera de la institución. Los mayores, en cambio, se encuentran en la Mitad Trasera. Como dice Kalisha: "Allí entras pero no sales".

La señora Sigsby, la directora, y el resto del personal se dedican a aprovecharse sin compasión del talento paranormal de los chavales. Si te portas bien te premian. Si no, el castigo es brutal. Luke se da cuenta de que las víctimas van desapareciendo y son trasladadas a la Mitad Trasera, así que se obsesiona con escapar y pedir ayuda. Pero nunca nadie ha escapado de El Instituto...

Reseña
La verdad es difícil comentar o reseñar obras de este autor, supongo que todo el mundo aficionado a la lectura conoce sus novelas o tiene de oídas la opinión que imprimen sus libros en sus seguidores y también detractores.

No es la primera vez que tengo debates sobre si es o no un buen escritor, que si su obra ha decaído, o simplemente que está viviendo de rentas de sus primeras y famosísimas novelas.
Sinceramente, cuando leo, sea a este autor o algún otro también muy conocido, me pongo un poco nervioso, puesto que temo que mi opinión respecto a otras obras leídas anteriores me pueda influir, y procuro que eso no sea así.

De Stephen King se habla mucho, se critica mucho y se alaba mucho, pero al final todos acaban diciendo me gusta o no me gusta como escribe, y desde luego respeto esta forma de actuar, pero si algo he aprendido de él, es que jamás deja de sorprenderme.
Sea bueno o no el relato, es sin duda el rey del terror; nos mantiene en vilo; sus argumentos no son siempre originales, en algunas de sus obras más conocidas se encuentran referencias e incluso se podría hablar de plagios argumentales a otros autores, eso no es importante, son sus personajes, su manera de relatar y su habilidad para hacer que tengamos 'miedo ‘de cualquiera de las cosas que nos rodean.

En el instituto volvemos al antiguo estilo, tal vez porque es donde mejor se mueve.
No sabría decir si esta obra es una idea rescatada, un libro sacado del arcón, o todo lo contrario, pero sí se descubre en ella un conjunto de elementos muy característicos de su obra:
  • Protagonista principal niños.
  • Los malos, organizaciones gubernamentales y/o privadas al margen de toda moral.
  • El objetivo, aprovecharse de alguna capacidad o cualidad extraordinaria.
  • El final, los malos son destruidos, los niños sobreviven pero traumatizados, y todo queda en suspenso.
El instituto es un claro ejemplo, por momentos me recordó a otras suyas como Ojos de fuego, Carrie, El resplandor...

La dinámica es la típica de este autor, un lento avanzar hasta la cúspide, al final de obra donde se alcanza el desenlace violento, extraordinario, y por supuesto sobrenatural.

Los protagonistas, tanto niños como adultos, son desde el principio descritos, como es habitual en este autor, más por su forma de ser que por su físico, y sus acciones y sus conversaciones son lo más destacable.

La angustia y el miedo en esta obra no está en actos o muertes, descritas con total detalle, con un despliegue de sangre y crueldad, sino en el detalle psicológico: angustia, miedo, ansiedad, son sus herramientas para llevarnos sujetos al hilo de la narración.
Este libro no serviría por si solo para crear escuela de estilo, sin embargo, sí podríamos considerarlo como una narración que cumple a la perfección el entretener a lector.
También seria útil para aprender unas cuentas cosas:
  • No es imprescindible utilizar mil trucos a la vez para enganchar al lector.
  • Si algo funciona, procura utilizarlo, pero no abuses.
  • Pocos protagonistas pueden funcionar igual de bien que muchos.
  • No todos los protagonistas tienen que aparecer en todos los capítulos.
  • La vida y obra de cada personaje, no es vital para que funcione la historia.
  • No es necesario describir el escenario al detalle, tan solo aquello que es imprescindible y en el momento adecuado.
  • No actuar como canguros en el tiempo, saltar hacia atrás y adelante, funciona en algunas novelas en otras se puede prescindir.
Tal vez, parezca que estoy hablando de otras obras, pero os invito a leer este libro, descubres el encanto del más puro King, se cuenta un poco en cada capítulo y cuando te das cuenta esta la historia contada, con todo detalle, y gracias a su capacidad para estimular nuestra imaginación.


Si yo fuera este libro me gustaría ser parte de esa colmena de mentes.

jueves, 24 de octubre de 2019

Los crímenes del Ártico de Mads Peder Nordbo


Sinopsis
En Groenlandia, una serie de asesinatos conmociona a la pequeña comunidad de Nuuk, la capital de la gélida isla. Matthew Cave, un joven periodista del periódico local, es enviado a cubrir el descubrimiento de lo que parece ser un fósil de la época vikinga. Pero el caos se desata cuando la momia desaparece y el policía encargado de protegerla durante la noche es brutalmente asesinado.

Matthew se verá inmerso casi sin pretenderlo en una difícil investigación que se remontará al caso sin resolver más importante de los años setenta. La única que confiará en el instinto del periodista es la peculiar y muy tatuada Tupaarnaq, una misteriosa joven groenlandesa que acaba de salir de prisión tras haber asesinado a su propio padre. Ambos deberán superar sus reticencias iniciales para llegar hasta el final y atrapar a un asesino en serie que tiene aterrorizada a toda la isla.


Reseña
Siendo como soy un aficionado a la novela negra, me atrajo desde el primer momento esta novela por su portada, un campo níveo con un pajarillo muerto dejado en él; al fijarme en el autor ya me incliné sobre el expositor para leer la sinopsis de la editorial, y es que lo reconozco, siento cierta debilidad por el nordic noir.

Cuál no sería mi sorpresa al ver que los escenarios estarían ubicados en Groenlandia, y no como es costumbre en el norte y/o este de Europa.
Y mi imaginacion se desbordó, un fósil de la epoca vikinga, y me dije... aquí seguro que hay conspiraciones y misterios roncambolescos.

Mads Peder Nordbo es un escritor novel en España, pero ya poseé varias obras publicadas en su país, algunas de ellas traducidas a varios idiomas. Aun siendo originario de Dinamarca, se apasionó en uno de sus viajes con Groenlandia, de la cual se enamoró, tanto es así, que se ha establecido en ella, para poder, supongo yo, disfrutar de su medio año de nieve.

Tal vez, Groenlandia esté últimamente en boca de todos por el interés del presidente norteamericano de anexionársela, y llame por ello más la atención.
Sin embargo, hay algo que me atrae más, el tener en cuenta que la climatología es un impedimento en casi todas las novelas ubicadas en zonas tan inaccesibles y frías, tanto es así, que podríamos considerar esta novela dentro de un subgénero del nordic noir, algunos lo denominan artic noir, y es que el frío, las tormentas y desde luego las grandes distancias entre las distintas poblaciones, son dificultades añadidas con una gran influencia en las actitudes de sus habitantes.

Esta novela es un claro exponente de que la climatología y la falta de población influye en la trama, aportando un grado de misterio más; la noche ártica envuelve al lector impregnándolo del frío y el suspense.
Este libro escrito en tercera persona, me ha gustado mucho, tanto es así, que buscaba cualquier hueco en mi agenda para retomarlo; es tremendamente adictivo, y no porque sea una trama llena de constante acción, que la tiene, sino porque con sus descripciones, y sobre todo por sus personajes, uno se siente a gusto; son protagonistas creíbles, y las dos historias criminales, son por sí solas e independientemente, una de la otra, suficientes para atarnos a la lectura.
Ambas historias confluyen por caminos separados, da la sensación de que en ningún momento se cruzarán o no encontraremos el nexo entre ellas, sin embargo, en un final totalmente sorpresivo, obtendremos la solución de ambas.

Los personajes como he dicho, son creíbles, pero además, no son los típicos en este género, si bien, tanto Mathew como Tupaarnaq, me recordaron a los protagonistas de la saga Millennium de Stieg Larsson, un periodista y una inadaptada social, aunque no tienen ningún otro punto en común con esos libros, los traumas que todos los personajes de la nordic noir poseén, aquí están suavizados.
Los dos protagonistas son muy humanos, y desde luego, el autor ha conseguido plasmar en ellos un realismo excepcional.
Tambien es destacable la descripcion del entorno social, económico y político que rodea a todos los personajes, algo también destacable en la serie millennium. El comportamiento de los nativos de Groenlandia destaca frente al 'modernismo' y mentalidad occidental danesa, es un contrastre tremendo, que nos hace ver lo poco que conocemos de antropología y culturas casi destruidas.
Este libro forma parte de una trilogía, aunque la historia es autoconcluyente, y desde luego estoy esperando ansioso, las nuevas partes, si tienen a bien publicarlas.

Si yo fuera este libro iría bien abrigadito, y con un buen par de botas para andar por la nieve.

domingo, 13 de octubre de 2019

Los náufragos de las tinieblas de William Hope Hodgson


Sinopsis
H. P. Lovecraft tuvo muchos discípulos, pero un solo maestro: William Hope Hodgson.
En "Los náufragos de las tinieblas" o "Los botes del Glen Carrig" como también fue conocida esta obra (1907), primera novela publicada por Hodgson, cuyo largo subtítulo descriptivo anticipa el estilo dieciochesco de esta narración, relata en forma de diario las desventuras de los supervivientes del barco Glen Carrig, que, tras un naufragio sufrido en los ignotos mares del sur, arriban con los botes salvavidas a una costa desconocida, y más tarde a una isla misteriosa, para descubrir que, lejos de ser refugios seguros, más parecen territorios extraídos del Infierno de Dante...
 Reseña
Esta narración me llamo la atención, primero por su portada y despues por su sinopsis; digamos que me entró curiosidad por saber quién, o más bien, cómo escribía William Hope para haber influido en uno de los autores más conocidos, y seguramente mejor considerado del genero del terror: H. P. Lovecraft, el cual le citó en uno de sus ensayos «El horror sobrenatural en la literatura», recibiendo tanto una crítica positiva en algunos aspectos, como negativa en otros.

William Hope Hodgson fue un escritor poco conocido en su tiempo, como muchos otros; hijo de un clérigo anglicano, creció en una familia numerosa y escribió artículos sobre su experiencia marinera (se enroló como grumete a los 13 años, oficio que abandonó por mal pagado); fue fotógrafo; empresario (abrió un gimnasio y trabajo como entrenador personal para la policía);  fue un prolífico escritor de cuentos, poesía y narraciones que publicó tanto en revistas inglesas, como americanas, siendo sus autores inspiradores Edgar Allan Poe, H. G. Wells, Jules Verne y Arthur Conan Doyle. Se le podria considerar unos de los primeros escritores del género de ciencia ficción y del terror primigenio, lleno de monstruos gelatinosos, de formas indescriptibles y origen un tanto desconocido.

Durante toda su vida, vivió rozando la pobreza; tal vez hubiera conseguido un renombre como escritor si no hubiera muerto a los 40 años combatiendo como oficial de caballería en la Gran Guerra. 

Otra de las obras más conocidas de este autor es "la casa en el confin de la tierra", tambien influyente en otras muchas narraciones del género.
Bueno, tal vez parezca excesivo hablar tanto del autor y no de la obra, pero es que en ocasiones es necesario conocer cómo, dónde y bajo qué influencias viven quienes escriben, para entender su obra.

Esta novela corta conocida tambien como "Los botes del Glen Carrig", fue su primera novela escrita en 1907 que recibió una buena crítica por parte del público.
La narración cuenta con un protagonista que actua como narrador en primera persona, y del cual poco se sabe hasta que llegamos al final de la lectura. También cuenta con un ritmo narrativo muy dinámico, que nos mantiene en una constante tensión. 
El autor nos sumerge en una aventura muy al estilo del siglo XVIII, con duros y valientes marineros, que luchan por no perder la vida en un lugar desconocido y rodeados de tenebrosos paisajes. En ocasiones encontramos pasajes un poco pesados debido a que se explaya demasiado en mostrarnos sus conocimientos de la vida marinera empleando terminología desconocida para la gran parte de nosotros.

Para terminar os diré que he disfrutado con su lectura; hacía mucho que no me embarcaba en una lectura de este género, y desde luego es una narración muy recomendable para todo aquel amante de Lovecraft, donde tal vez descubra, que como siempre y sobre todo en la literatura, casi nadie es innovador.

Si yo fuera este libro tendría siempre a mano una antorcha y una espada muy afilada.