viernes, 29 de noviembre de 2019

La cadena de Adrian McKinty



Sinopsis 
Como una mañana cualquiera, Rachel deja a su hija en la parada del autobús. Pero una llamada de un número desconocido lo cambia todo: una mujer le informa que tiene a Kylie secuestrada y que, si quiere verla de nuevo, deberá seguir sus instrucciones al pie de la letra: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá, y su hija también.

Rachel ya forma parte de La Cadena, un mecanismo que convierte a padres de familia en víctimas y a su vez en criminales, y que está haciendo a alguien muy rico en el proceso. Ella es una mujer corriente, pero en pocas horas los acontecimientos la llevarán hasta límites impensables y la obligarán a hacer algo terrible.

Los creadores de La Cadena saben que unos padres harán todo lo que está en sus manos por sus hijos. Pero no contaban con cruzarse en el camino de una mujer decidida, valiente y superviviente como Rachel. Porque, si alguien puede romperla, ésa es ella.

Reseña
Hoy en día existen tres maneras a mi ver, de obtener una lectura: El libro lo eliges en una librería y/o biblioteca, basándote en tus propias impresiones; otra manera es en base a un constante bombardeo de los medios de comunicación, que venden al escritor o la obra como excelentes; la tercera es la recomendación por parte de alguien cercano.
Este libro llego a mis manos de esta manera, gracias a un blog, que suele acertar en sus predicciones: Susurros de Bibliotecas.

La obra tiene un inicio muy especial, nos atrapa de una forma fuera de lo común o tal vez no, en este género: el secuestro de la hija de Rachel, la que será nuestra protagonista, y a la que seguiremos a través de las tres partes que conforman la novela.

Podría intentar describiros las capacidades de autor para crear personajes más o menos creíbles, o tal vez como desarrolla la trama en unos escenarios casi perfectos, o si su guion es coherente, pero eso lo dejo a la interpretación de cada uno de los lectores de esta novela.

¿Qué tiene entonces de especial este libro? pues un poco de todo, sus protagonistas, sus escenarios, pero lo más destacable es el argumento.

El autor utiliza dos elementos que sobresalen:
El instinto de protección inherente a cualquier especie respecto a su prole, poniéndonos en una situación en la que nos planteemos hasta qué punto se puede forzar a alguien para realizar actos que nos repugnarían cometer normalmente
El otro es sencillamente, esa obsesión casi enfermiza, de necesitar la aprobación o más bien la comunicación con otras personas: cartas en la antigüedad, y hoy en día algo tan habitual como los medios de comunicación móviles y sobre todo las redes sociales. Y es que todo se cuenta, se dice o se difunde a través de redes tan conocidas como Facebook, Instagram, Twitter ...

Atrapado en la lectura me encontré en ocasiones pensando que la idea era extremadamente original, la cadena, esa concatenación de secuestros, rescates y diversos crímenes realizados con una sola intención por los criminales; por un lado, su beneficio económico, y por otro intentan saciar su sed de poder, un poder mas allá de lo material, buscando su autosatisfacción narcisista y sádica.
Esta novela es muy recordable, porque su trama es especialmente original, y esta además muy bien desarrollada, aunque al final en su tercera parte, se detecta cierto apresuramiento por acabar.

Si yo fuera este libro quisiera poder ayudar a las vicitmas, para superar las ataduras de la cadena, sin sufrir sus consecuencias

miércoles, 20 de noviembre de 2019

La noche del ocho de Sebastian Fitzek


Sinopsis
Es el día ocho del mes ocho a las ocho de la tarde.
Tienes ochenta millones de enemigos.
¿Sobrevivirás a la octava noche?
Es el momento de la lotería de la muerte. Cada uno de los participantes ha escrito un nombre en un papel pero solo uno será el elegido en el sorteo. Esa noche, el ganador no estará protegido por la ley: todo el mundo puede matarlo sin temer ningún tipo de castigo y, además, el asesino obtendrá una recompensa de diez millones de euros.
No es un juego, es un peligroso experimento. ¿Serás capaz de controlarlo? Imagina que tu nombre es el escogido. 

Reseña 
La lectura de este libro procede de una lectura conjunta propuesta con motivo de la noche de Halloween, y asimismo lectura mensual propuesta desde el blog de Susurros de bibliotecas, para el mes de noviembre.

Este es un libro algo especial, por un lado tenemos un autor reconocido de novelas del género thriller y terror, que admite sin pudor que la inspiración de la misma procede de una película de terror distópico llamada en España: The Purge: la noche de las bestias.

Esto no es algo nuevo, muchos escritores utilizan en sus libros ideas procedentes de películas, música e incluso otros libros. 
No me parece mal, estamos en un mundo donde la profusión de ideas es inmensa, y además nos encontramos en una era donde la comunicación es fácil, rápida y, sobre todo, la encontramos alrededor nuestro, a no ser que seas un ermitaño tecnológico en la montaña o el desierto, siendo muy difícil ser original.
Por otro lado, tenemos que tener en cuenta otros factores a la hora de tomar como referencia otras fuentes para nuestras ideas:
  • Basarnos en una obra que haya tenido buena acogida (precisamente, esa película si bien fue taquillera, fue muy criticada por su incoherencia)
  • Mejorar si es posible el origen del argumento.
  • No dejarnos llevar por la idea, sin desarrollarla, ampliarla o sencillamente mejorarla.
  • Crear personajes y/o situaciones creíbles.
  • Tener en cuenta que los lectores pensamos.
Y es que este libro comete precisamente todo lo contrario, no se sostiene ni la trama, ni los personajes son creíbles, y el final para rematar es totalmente previsible.

A parte de esto, en diversas momentos he tenido que releer párrafos enteros, y no sé si ha sido una mala traducción o simplemente el escritor no estaba en lo que estaba, por ejemplo si quieres pasar desapercibido no te dedicas a moverte dentro de un coche pasando misteriosamente por todos los asientos, a la vez que sufres un miedo que te paraliza, y más cuando estás rodeado de individuos que te buscan.
Otro caso, ningún asaltante va armado de manera letal (ausencia de cuchillos, pistolas, escopetas....), no es nada creíble para la caza del hombre.

He leído otras obras de este autor, que sinceramente me gustaron más, esta la catalogaría como una novela para llenar digamos el 'curriculum' de libros editados.


Si yo fuera este libro me escondería muy al fondo de la librería, para que nadie me eligiera en ninguna noche (ni de día).

martes, 12 de noviembre de 2019

El instituto de Stephen King


Sinopsis
En mitad de la noche en un barrio tranquilo de Minneapolis raptan a Luke Ellis, de doce años, tras haber asesinado a sus padres. Una operación que dura menos de dos minutos. Luke se despierta en la siniestra institución conocida como El Instituto, en una habitación que se asemeja a la suya pero sin ventanas. En habitaciones parecidas hay otros niños: Kalisha, Nick, George, Iris y Avery Dixon, entre otros, que comparten capacidades especiales como telequinesia o telepatía. Todos ellos se alojan en la Mitad Delantera de la institución. Los mayores, en cambio, se encuentran en la Mitad Trasera. Como dice Kalisha: "Allí entras pero no sales".

La señora Sigsby, la directora, y el resto del personal se dedican a aprovecharse sin compasión del talento paranormal de los chavales. Si te portas bien te premian. Si no, el castigo es brutal. Luke se da cuenta de que las víctimas van desapareciendo y son trasladadas a la Mitad Trasera, así que se obsesiona con escapar y pedir ayuda. Pero nunca nadie ha escapado de El Instituto...

Reseña
La verdad es difícil comentar o reseñar obras de este autor, supongo que todo el mundo aficionado a la lectura conoce sus novelas o tiene de oídas la opinión que imprimen sus libros en sus seguidores y también detractores.

No es la primera vez que tengo debates sobre si es o no un buen escritor, que si su obra ha decaído, o simplemente que está viviendo de rentas de sus primeras y famosísimas novelas.
Sinceramente, cuando leo, sea a este autor o algún otro también muy conocido, me pongo un poco nervioso, puesto que temo que mi opinión respecto a otras obras leídas anteriores me pueda influir, y procuro que eso no sea así.

De Stephen King se habla mucho, se critica mucho y se alaba mucho, pero al final todos acaban diciendo me gusta o no me gusta como escribe, y desde luego respeto esta forma de actuar, pero si algo he aprendido de él, es que jamás deja de sorprenderme.
Sea bueno o no el relato, es sin duda el rey del terror; nos mantiene en vilo; sus argumentos no son siempre originales, en algunas de sus obras más conocidas se encuentran referencias e incluso se podría hablar de plagios argumentales a otros autores, eso no es importante, son sus personajes, su manera de relatar y su habilidad para hacer que tengamos 'miedo ‘de cualquiera de las cosas que nos rodean.

En el instituto volvemos al antiguo estilo, tal vez porque es donde mejor se mueve.
No sabría decir si esta obra es una idea rescatada, un libro sacado del arcón, o todo lo contrario, pero sí se descubre en ella un conjunto de elementos muy característicos de su obra:
  • Protagonista principal niños.
  • Los malos, organizaciones gubernamentales y/o privadas al margen de toda moral.
  • El objetivo, aprovecharse de alguna capacidad o cualidad extraordinaria.
  • El final, los malos son destruidos, los niños sobreviven pero traumatizados, y todo queda en suspenso.
El instituto es un claro ejemplo, por momentos me recordó a otras suyas como Ojos de fuego, Carrie, El resplandor...

La dinámica es la típica de este autor, un lento avanzar hasta la cúspide, al final de obra donde se alcanza el desenlace violento, extraordinario, y por supuesto sobrenatural.

Los protagonistas, tanto niños como adultos, son desde el principio descritos, como es habitual en este autor, más por su forma de ser que por su físico, y sus acciones y sus conversaciones son lo más destacable.

La angustia y el miedo en esta obra no está en actos o muertes, descritas con total detalle, con un despliegue de sangre y crueldad, sino en el detalle psicológico: angustia, miedo, ansiedad, son sus herramientas para llevarnos sujetos al hilo de la narración.
Este libro no serviría por si solo para crear escuela de estilo, sin embargo, sí podríamos considerarlo como una narración que cumple a la perfección el entretener a lector.
También seria útil para aprender unas cuentas cosas:
  • No es imprescindible utilizar mil trucos a la vez para enganchar al lector.
  • Si algo funciona, procura utilizarlo, pero no abuses.
  • Pocos protagonistas pueden funcionar igual de bien que muchos.
  • No todos los protagonistas tienen que aparecer en todos los capítulos.
  • La vida y obra de cada personaje, no es vital para que funcione la historia.
  • No es necesario describir el escenario al detalle, tan solo aquello que es imprescindible y en el momento adecuado.
  • No actuar como canguros en el tiempo, saltar hacia atrás y adelante, funciona en algunas novelas en otras se puede prescindir.
Tal vez, parezca que estoy hablando de otras obras, pero os invito a leer este libro, descubres el encanto del más puro King, se cuenta un poco en cada capítulo y cuando te das cuenta esta la historia contada, con todo detalle, y gracias a su capacidad para estimular nuestra imaginación.


Si yo fuera este libro me gustaría ser parte de esa colmena de mentes.