miércoles, 8 de noviembre de 2017

Lo que habita dentro de Malenka Ramos


Sinopsis
Una novela de terror psicológico que te pondrá los pelos de punta.

"O TE OCUPAS TÚ DEL MONSTRUO O EL MONSTRUO SE OCUPA DE TI.

 «Cuando uno se da cuenta de que sus padres no son los superhéroes que siempre ha creído que son, que los monstruos son reales y ellos no pueden verlos. Esa es la historia, el verdadero dilema. Y entonces solo caben dos soluciones: o te ocupas tú del monstruo o el monstruo se ocupa de ti.»

UN JUEGO DE NIÑOS QUE PAGARÁN TODA LA VIDA.
Octubre 1987 San Petri (Costa de la Muerte)
En la noche de brujas (Samhain) un grupo de niños entra en la antigua casa Camelle, un lugar abandonado del que se cuentan terribles leyendas. Pero la casa guarda un oscuro secreto y un pozo. Un pozo del que pende una bombilla que no debería haber funcionado. Cerrado por una tapa de metal que jamás debieron abrir. Porque había unas escaleras de metal para bajar --pero también para subir--, un sonido sibilante y algo más...
"1, 2, 3 Yo os atraparé"
Es a partir de ese momento cuando nada vuelve a ser como antes. Las noches se convierten en una lucha por sobrevivir a las visiones, los arañazos en el armario y los sonidos bajo la cama. Dos de los chicos desaparecen y algo les persigue.
"Tengo piedras, Enma... Muchas piedras..."
Actualmente todos esos niños y niñas son adultos pero jamás se han podido desprender de sus visiones y de los terribles acontecimientos que vivieron siendo tan jóvenes. Casi treinta años después las pesadillas son más intensas.
La casa Camelle está en obras y alguien ha abierto el pozo...
Los mensajes y las visiones de niños fantasmales les persiguen con más intensidad. Él ha vuelto...
Bunny, el cruel...
Reseña
Lo primero que me llamó la atención de este libro fue la portada, llena de pequeños tachones y símbolos, pero en su mayor parte ocupada por la cabeza distorsionada y rota de un conejo de porcelana.
La sinopsis, tal vez demasiado preparada para atraer la atención del lector, y donde indudablemente se busca la compra de este libro por parte de esos amantes al género del terror, con tintes de misterio, también me atrajo.
Pero ahí se queda todo… en intención.

El libro que tiene un inicio intrigante, y está escrito con un estilo narrativo bastante bueno, se convierte de repente, en algo conocido, y adolece de imaginación, tal vez porque es la primera inmersión en el género de terror de la autora.
Las similitudes con It de Stephen King son abrumadoras y a medida que se avanza en la lectura, nos encontramos con una especie de cajón desastre, donde diversas ideas y argumentos de otras novelas, series y películas de terror, se han reunido.

Otros defectos que encuentro:
El libro contiene demasiadas repeticiones de sucesos y cierta falta de línea argumentativa, me ha producido un constante altibajo en el interés por acabarlo, con algunas escenas largas, y otras innecesarias. Me daba la sensación de estar recorriendo una carretera llena de baches, mal señalizada, que no conducía a ningún lugar.

Tal vez con menos personajes, o relatando más sucesos intrigantes, me hubiera podido atrapar, pero lamentablemente, llegado a cierto punto, todo era muy previsible y poco creíble.
Ni siquiera, el final en el que entremezcla posesiones paranormales con un poco de acción, consigue arreglar el argumento.

Si yo fuera este libro, saldría corriendo nada más ver las orejas a un conejo.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Coraline de Neil Gaiman


Sinopsis
El día después de que se mudaran, Coraline se fue a explorar… Cuando Coraline atraviesa una de las puertas de la casa nueva de su familia, se encuentra que hay otra casa extrañamente similar a la suya (aunque la nueva sea, definitivamente, mejor). Al principio, todo parece maravilloso: la comida es más sabrosa que la de casa y el cajón de los juguetes está repleto de angelitos de papel que vuelan solos y de calaveras de dinosaurios que parecen vivas y se arrastran haciendo castañetear los dientes. Pero resulta que hay otra madre que vive ahí, y otro padre, y quieren que Coraline se quede con ellos y se convierta en su pequeña. Quieren cambiarla y no dejarla ir jamás. Coraline tendrá que enfrentarse a ellos con todo su ingenio y las herramientas que encuentre, si es que ha de conseguir salvarse y volver a su vida normal.
Reseña
Coraline es una valiente niña, curiosa exploradora, que al final de sus vacaciones se aburre, ya que sus padres, con una peculiar manera de vivir, obsesivos con su trabajo, ya que es lo primero y después viene todo lo demás.
Cuidan de ella, no le falta de nada y sin embargo, ella se aburre, se siente sola, en una nueva casa, con vecinos raros y ningún niño con el que jugar.
Los personajes que rodean a esta niña, son seres excéntricos, personas ancianas que viven en su pasado, rodeados de sus recuerdos, con sus mascotas y siempre la tratan como lo que es, la niña que vive al lado.

Este libro es muy especial, con grandes similitudes a Alicia en el país de las maravillas, ya que Coraline viaja a través de una misteriosa puerta a otro mundo, un lugar que es un reflejo del real, ese otro sitio, donde todo es mejor, donde ella es el centro de todo, la escuchan, la miman en exceso, con grandes comilonas y muchos juegos, es todo lo que ella desea en su mundo real.
‘Sus otros padres’, son distintos y raros. Tienen algo tétrico. Los otros personajes que aparecen en este raro lugar, son como amigos, consejeros y ayudantes, que le sugieren que hacer y tomar decisiones, y como en Alicia, desde luego totalmente irreales y en ocasiones estramboticos a la par que estrafalarios..

Al final tiene que huir de este idílico lugar, ya que todo lo bueno tiene su lado malo, y en este caso, el lado malo puede ser realmente terrible.

Es una obra corta, escrita con lenguaje sencillo de frases breves y sin grandes descripciones, tal vez para motivar a leer a los jóvenes.

Me ha gustado, tiene en su justa medida, misterio, candidez y un toque de inocencia infantil, ideal para leer en fiestas tan conocidas como Halloween.

Si yo fuera este libro, escondería todos los neceseres de costura de la casa, sobre todo de noche. No vayan a coser los botones donde no se debe.


lunes, 30 de octubre de 2017

La novela de la momia de Theophile Gautier


Sinopsis
Nacida en el contexto de la gran eclosión que experimentó en Francia y en el siglo xix la egiptología, LA NOVELA DE LA MOMIA destaca como una de las primeras novelas inspiradas en el Antiguo Egipto. 
El descubrimiento de una misteriosa tumba inviolada en el Valle de los Reyes es el suceso sobre el que THÉOPHILE GAUTIER (1811-1872) levanta la historia de una enigmática momia, que no es otra que bella Tahoser, hija del gran sacerdote Petamunoph. 
Este sugerente relato de amor y misterio, fuente de una rica corriente que llega hasta nuestros días tanto en la narrativa como en el cine, combina una vívida descripción del Egipto faraónico con la recreación imaginaria de los acontecimientos que precedieron a la huida del pueblo judío hacia la Tierra Prometida.


Reseña

Os traigo, una reseña para el reto Halloween junto al fuego, que nos propone Atalanta anualmente desde su blog.
Reto que consiste en un libro de tintes terroríficos, que hubiese sido llevado al cine, por lo que me incline por esta novela escrita en 1858, y conocido también como ‘el romance de la novia’ fue escrita por Theophile Gautier, un escritor precursor del movimiento parnasiano un movimiento postromántico de la segunda mitad del siglo XIX, y cuyo objetivo, es luchar contra el romanticismo de Victor Hugo y otros autores de la época, buscando el alejarse del realismo literario.
Promulgaban distanciar los propios sentimientos de la novela y argumentos que tuvieran que ver con el arte, temas sugerentes y bellos, exóticos y con una marcada preferencia por la antigüedad clásica, sobre todo griega y del lejano oriente.
Los defensores del parnasianismo, son muy cuidadosos con la forma, puesto que continente y contenido de la narración deben marchar conjuntas, defiende la belleza e incluso llega en ocasiones a la pedantería. Otras características a destacar seria: el pesimismo, el desprecio por la emoción poética y la búsqueda de la impersonalidad, el distanciamiento y el rechazo del yo, que evitan en sus obras.


Podríamos considerar esta obra, como parte fundamental de la literatura gótica, y muchas versiones cinematográficas se basan en este relato, con mayor o menor éxito.
Esta novela corta, nace en una época en la que se respiraba una ‘locura’ por todos los temas relacionados con la egiptología y el mundo oriental, ya que la arqueología, y sobre todo el descubrimiento de la piedra roseta y su traducción, eran un tema en boga en todas las fiestas y ‘soires’.

Volviendo a la novela, podemos decir que la descripción de lo exótico, extremadamente detallista y usando la tercera persona en su mayor parte, llega a ser asfixiante.
Este libro es un clásico, dentro del género de terror, pero, sin embargo, la momia, ese monstruo, no es el favorito de las masas, tiene contrincantes más atrayentes: Frankenstein y su trasfondo humano y su búsqueda del espíritu humano; Drácula, el inmortal que busca su amor perdido, viviendo siempre en la oscuridad, Licantropos maldecidos e incluso los muertos vivientes, esos zombis hambrientos de cerebros y que hacen subir la adrenalina a millones de espectadores últimamente.

La momia es un disfraz fácil de hacer y tal vez por ellos todos hemos usado rollos de papel o vendas para disfrazarnos, pero no es un ser que nos persigue, con sed de sangre, solo es alguien fuerte, con un halo misterioso, que nos aparta a un lado, si nos interponemos en su camino, un objetivo sencillo: poder reunirse con su amada, renacida miles de años después, para decirle algo especial.


Este libro está lleno de largas descripciones obsesivamente detalladas (si pudiera, contaría hasta cuantos hilos tienen las cortinas de palacio y de qué color son las plumas de cada pájaro), es un relato de amores no correspondidos, y si nos fijamos es una especie de serial televisivo, que aparte de utilizar metaliteratura para transportarnos de tiempo (desde finales del XIX, hasta la época de las plagas de Egipto), no aporta ningún misterio, no da miedo, no hay magia, ni casas encantadas (ni siquiera pirámides laberínticas), solo sentimientos, amor, celos, ambición, deseo…


El argumento es fácil de seguir, los personajes son simples, totalmente estereotipados y descritos tal como nos los veríamos en su época.
Se nota la influencia de la época, la mitomanía sobre los faraones, los grandes descubrimientos de la época, ayudaron a ello y las imprecisiones históricas a causa de un movimiento romántico que idealizaba y fantaseaba con las relaciones humanas son patentes. Tal vez ese sea el mayor problema al leerlo, nosotros como lectores, estamos acostumbrados a otro tipo de descripciones, a otro ritmo e incluso a otro estilo literario.


El final del libro abrupto y la moraleja si la hubiera es completamente fuera de toda lógica moderna. Es un libro para recordar que hay muchos estilos y formas de narrar una historia.


Si yo fuera este libro, me buscaría un buen embalsamador, que me permitiera durar tanto como este clásico.