miércoles, 6 de junio de 2018

El crimen del ómnibus de Fortuné du Boisgobey


Sinopsis
Nos encontramos en París en 1878. Una joven muere misteriosamente en un ómnibus de la ciudad. El pintor Paul Freneuse —testigo de la escena—, al darse cuenta de que la joven que viaja junto a él está muerta, comienza a pensar que tal vez ha sido asesinada sin que ningún pasajero se haya dado cuenta, y comparte su deducción con su amigo Binos. Freneuse debe ocupar su escaso tiempo en completar el cuadro que presentará a la Exposición Universal, pero Binos no cejará en la investigación del crimen. El lector hará entonces un recorrido por el París más bohemio, con pistas salpicadas en cada capítulo —una aguja envenenada, el fragmento de una carta…—, una historia de amor, un par de asesinos particularmente audaces, un policía profesional…

Reseña
Empecemos por partes...

Este es un libro del que se puede hablar mucho. Puede parecer que exagero sin embargo…
Fortuné de Boisgobey fue un afamado escritor del siglo XIX, muy apreciado por sus textos sobre viajes, pero mucho mas leído por sus novelas de índole policíaco y detectivesco, más de setenta escribió, y algunas de ellas dentro del genero denominado 'roman policier'.

Otra cosa a tener en cuenta de este escritor, es que fue un gran amante de la vida bohemia del París de su época, y por lo tanto, tiene la ventaja de poseer de primera mano, la información para describir esta étapa y las costumbres del ambiente con una gran precisión, no olvidando reflejar la vida de la calle y plazoletas de la ciudad donde se ubica esta historia.

En este libro encontramos algo especial, y es que es uno de los primeros misterios de cuarto cerrado que se escribieron, con un añadido especial, y es que en este 'caso' el cuarto está en movimiento.

La editorial, D'Epoca, cumpliendo con mis expectativas realiza un gran trabajo, no solo por una introducción a la obra, el género y el autor, sino por realizar una cuidadosa edición, ilustrada con esmero, y con una completa anotación de la narración, que en ocasiones ayuda a situarnos en la novela, su trama y sus personajes, aparte de usar una tipografia y maquetación que hace muy agradable la lectura.

Los personajes: todos son claramente exponentes de las diversas clases sociales de ese momento histórico y exceptuando el protagonista principal, muestran tal vez un poco exageradamente, las virtudes y defectos característicos de los estamentos sociales de la época; nos encontramos a empresarios ambiciosos, herederas estiradas, malhechores sin escrúpulos, porteras honradas y protectoras, además de un conjunto representativo de otras profesiones: cocheros, vendedores, notarios, policías ..., muy bien caracterizados y descritos.

La trama no tiene nada de especial hoy en día, pero los buenos lectores no deberíamos comparar lo que leemos, aunque sea novela y no ensayo, con los tiempos actuales.
En su momento el argumento, era toda una novedad y mezclaba la novela sensacionalista y el género policíaco, este último se estaba lentamente introduciendo entre los lectores de distinta índole social, puesto que en ese momento estaba muy infravalorado.
Realmente estas fueron las primeras novelas de lo que actualmente llamamos thriller policíaco.

La narración: realizada con un lenguaje sencillo y accesible, posee cierta belleza puesto que describe con cierta armonía, y de forma tan realista, el paisaje y las escenas, que nos convertimos sin querer en espectadores de las mismas.

Y por otro lado y para ir terminando, nuestro guía en la novela es un narrador heterodiegético, es decir, alguien completamente ajeno a la historia que nos va contando los sucesos, siendo este método de narrar el mas frecuente en la novela de finales del siglo XIX.

Si yo fuera este libro me gustaría ser el cuaderno de bocetos de un artista parisino en el ambiente más alegre de la exposición universal que se vive durante esta novela.

lunes, 28 de mayo de 2018

Muertes pequeñas de Emma Flint


Sinopsis
En Queens, en el mes julio de 1965, las calles arden a causa de una ola de calor. Ruth Malone, una joven madre del barrio, se levanta una mañana y descubre la puerta de la habitación de sus dos hijos pequeños abierta de par en par. Han desaparecido. No hay peor pesadilla para una madre, pero Ruth Malone no es como las otras. Siempre perfectamente maquillada, vestida de forma provocativa, la policía encuentra botellas vacías de alcohol por todo su apartamento… los detectives que siguen el caso hacen las suposiciones más obvias, ayudados por los cotillas y envidiosos del vecindario. Pete Wonicke, un periodista inexperto al cargo de cubrir su primer caso importante, no puede evitar llegar a esas mismas conclusiones. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa con Ruth, más se da cuenta de que los policías no siempre son los buenos y de que las obsesiones personales de ciertos detectives pueden estar influyendo en la investigación. Ruth Malone es fascinante, un reto y un misterio, pero ¿sería capaz de matar a sus propios hijos? Basada en hechos reales, Muertes pequeñas nos cuenta una historia de amor, moralidad y obsesión, y analiza la capacidad que tiene todo ser humano para el bien y el mal.

Reseña
En pequeñas muertes he encontrado una extraña narración. No por su desarrollo ni por su trama, sino por sus personajes y el tratamiento que de ellos hace la autora.

La protagonista principal, Ruth Malone, es una mujer tal vez frívola, despreocupada, indolente con respecto al cuidado de sus hijos, sin embargo es la madre de los niños desaparecidos, dato que en ningún momento del relato, parece importante.
Es acosada, acusada y agobiada por los medios de comunicación, por su ligera moral y su licencioso comportamiento, sin embargo, a nadie le importa cómo era su comportamiento en relación con sus hijos.

La policía, actúa de una forma vaga; el inspector encargado del caso es una persona que busca rápido cerrar el caso y jubilarse, siendo objeto de su obsesión la protagonista, por lo ya dicho, su comportamiento no es el que se consideraría adecuado para la época.

El periodista, Peter Wonicke, intenta a toda costa encauzar su carrera, lanzarse de alguna manera al estrellato dentro de la jerarquía periodística, pero sucumbe a su vez al raro encanto de la protagonista, tal vez deslumbrado por su belleza y su magnetismo.

El padre es alguien amargado por la separación y el inminente divorcio, que sin embargo es completamente indiferente a los sucesos que le rodean, y que hace culpable a su ex-mujer, cuando el mismo tiene parte de culpa del comportamiento de ella.

El resto de personajes son meros comparsas, no son mas que actores puestos por la escritora para realzar y acentuar el comportamiento "defectuoso" de la madre.

En esta narración, existe una constante, y es que todo gira alrededor de la protagonista. La escritora, de una manera casi obsesiva la persigue, la destruye como personaje, dando todo el rato una descripción triste y deprimente: La dibuja como alguien egoísta totalmente despreocupada, y que tan solo quiere aparentar ser fuerte e inteligente, y a medida que leemos, nos vemos inducidos a la fuerza en ver todo lo contrario.

La novela no tiene un hilo conductor muy coherente, al inicio es algo difícil enganchar con ella, ya que se dan muchos rodeos, y se intenta, insistiendo una y otra vez en lo mismo: lo mala persona que es la madre, no existe ninguna posibilidad de redención, es culpable sí o sí.
La obra está escrita muy al estilo de los años 60, de una manera periodística, imitando el estilo de Truman Capote, pero no consigue más que un conjunto de altibajos en la trama, que en ocasiones se hacen muy pesados.

El final de esta novela es algo precipitado, nos muestra como por mucho que quisiera la protagonista ser dura ante la adversidad y el hecho de la muerte de sus hijos, acaba siendo alguien totalmente derrumbado, sin futuro e incapaz de superar el dolor que siente por dentro.

Pero no todo son defectos, la ambientación de las escenas sí se consigue, nos infiltramos en estados unidos, en los años 60, con cierta facilidad.

Y vuelvo a hacer hincapié en el final, no es el que esperas, y espero que os animéis a averiguarlo por vosotros mismos.

Si yo fuera este libro no querría padecer el acoso que sufre la protagonista.

lunes, 21 de mayo de 2018

El asesinato de mi tía de Richard Hull


Sinopsis
Edward Powel era un joven de gustos exquisitos y mente elevada. Pero su absurda tía no le comprendía. 
No sólo le obligaba a quedarse en el poblacho galés donde ambos habían vivido siempre, con la amenaza de cortarle el suministro de dinero, si emprendía el vuelo hacia regiones dignas de su persona, sino que le consideraba holgazán, bajo, gordo y tonto. La solución, por tanto, no podía ser más obvia: 
si liquidaba a su incómoda e impertinente tía, heredaría el dinero y habrían terminado sus humillaciones.

Reseña
A través de otros blogs llego a mi lista de lecturas este libro.

El autor, utiliza a Edward, el protagonista, para contarnos esta historia, un relato en primera persona en su mayor parte y que nos tiene engañados...

La narración tiene la apariencia de un diario, donde se describe el cómo ve Edward el entorno que le rodea; sin embargo, en vez de contarnos el paisaje y sus relaciones, más bien agrias con su tía y los habitantes del pueblo, vemos como se perfila su carácter, una personalidad llena de defectos, que considera a todos los demás como inferiores a él.
El único inconveniente, es que lo magnifica todo; lo que le sucede, piensa y/o actúa, y al final solo consigue provocar una sonrisa, e incluso en ocasiones una carcajada, porque cada cosa que lleva a cabo, le pone más en ridículo y resulta más inverosímil.

Todos los intentos del protagonista se vuelven contra él.
Su interés, su narcisismo y su egoísmo, contrastan con el carácter de las personas que le rodean, esa gente sencilla que posee un temperamento normal y un carácter apacible.

En un momento dado, la narración toma un giro inesperado, y es la tía quien tiene que tomar el relevo y convertise en narrador; tal vez sea ese punto de inflexión el que realza el final insólito de la narracion, y desmuestra que Edward es un personaje ridículo, infantil y fantasioso, con falta de energía, y obsesionado en un objetivo que no sabe alcanzar.

Este libro es una comedia negra escrita en 1934, pero no tiene ninguna referencia a un tiempo específico, con lo cual no resulta ni anticuado ni pasado de moda, me recordó en su humor negro a la película protagonizada por Cary Grant, 'Arsenico por compasión' y otras similares.

Os recomiendo este libro de fácil lectura y muy ameno, algunas situaciones son realmente hilarantes, y los pensamientos de Edward, contados todos desde su punto de vista, contrasta con las versiones relatadas al final por su tía, que os guarda una sorprendente revelación al final.

Si yo fuera este libro, me gustaría ser el diario del protagonista, para reirme cada día con sus pensamientos incoherentes y divertidos.

lunes, 7 de mayo de 2018

Agatha Raisin 01. Agatha Raisin y la quiche letal de M. C. Beaton


Sinopsis

A sus cincuenta y tres años, Agatha Raisin quiere empezar de cero: ha decidido cerrar su empresa de relaciones públicas y cambiar su piso de Londres por una casita de ensueño en Carsely, un pueblo en el corazón de la Inglaterra rural. El problema es que empezar de cero no es tan fácil: Agatha se siente sola, echa de menos su vida social londinense y, por si fuera poco, percibe que sus nuevos vecinos la tratan con una frialdad que para una mujer acostumbrada a salirse con la suya puede resultar ofensiva.
Dispuesta a hacer lo que sea por ganarse la simpatía del vecindario, Agatha decide participar en un concurso de quiches. Para asegurarse el triunfo, compra una quiche en una tienda de comida preparada de la City. ¿Qué es entonces lo peor que puede pasarle, además de no ganar un concurso dotado con un premio de diez míseras libras? Que uno de los miembros del jurado muera envenenado… Señalada por medio pueblo como principal sospechosa, Agatha Raisin iniciará las pesquisas por su cuenta y riesgo.
Reseña
Agatha Raistin es un personaje muy curioso, y en él apreciaremos una lenta evolución, que va desde su inicio como fría, dura y distante empresaria, a la dulce imagen de una dama de la aristocracia rural, ya más que descrita en muchas novelas y películas, y que se encuentra llena a rebosar de obras benéficas, rastrillos y concursos de tartas y pasteles.

La narrativa de este libro es sencilla, y me recuerda a esas novelas donde lo importante no es hacer un gran despliegue de conocimientos descriptivos y menos aún complejas técnicas literarias para atrapar a los lectores.
La autora mediante un argumento sencillo y unos capítulos breves, nos mantiene pendiente de la devolución de la protagonista, que si bien nos puede recordar a la entrometida Miss Marple de Agatha Christie, posee su propio carisma y método deductivo, además de un sentido del humor especial que la llevará a convertirse en alguien entrañable.
Por otro lado, poco a poco nos sumerge en un argumento que nos atrapa y no se hace en ningún momento pesado, más bien todo lo contrario, encontrándonos en ocasiones situaciones realmente hilarantes.

Cada uno de los personajes están descritos al detalle, y el entorno aparece descrito de tal manera, que se convierte en una obra atemporal, tal vez lo importante en este caso no es el dónde, cómo y quién comete el crimen, sino el deseo de la autora por narrar un 'suceso' detectivesco, con un cierto humor reflejado en la exageración estereotipada de cada uno de los participes de la trama: desde los borrachines del pub inglés, a las estiradas 'señoritas' de la asociación del pueblo, ¡cómo no! aliadas con el pastor de la iglesia, y los policías torpes o pueblerinos.

Es una novela policíaca sencilla sin pretensiones de tener una compleja trama de personajes conflictivos, angustiados y obsesionados, y por ello tal vez se convierte en una obra policíaca con un especial encanto: sencilla, fácil de leer, y preparada para entretener.

Si yo fuera este libro me iría al a campiña inglesa con la Señorita Raisin, a ver como se va convirtiendo de Cruela de Vil en la Señora Fletcher, o más bien en la abuelita cuidadora de Piolín.

domingo, 29 de abril de 2018

La tienda de los suicidas de Jean Teulé


Sinopsis
En esta novela enormemente divertida, no exenta de humor negro, el lector penetra en la tienda y en la vida de una familia, los Tuvache, dedicada desde hace generaciones a la venta de toda clase de productos (sogas para ahorcarse, toda clase de venenos, armas, etc.) que cualquier suicida debe tener a mano para el momento en el que decida abandonar este mundo. Los Tuvache se sienten orgullosos de su trabajo y de su reconocida eficacia profesional, hasta que el menor de sus vástagos empieza a dar muestras inquietantes: es un niño alegre, al que le entusiasma la risa.

Reseña
Acometo hoy la reseña de un libro doblemente recomenado. Esta peculiar recomendación me llegó desde el blog de Susurros de bibliotecas y también de un simpatico y especial librero: Edward Livingstone que regenta un peculiar negocio Moonlight Books, (si deseas saber más sobre él os podéis dirigir pinchando en el enlace ).
La tienda de los suicidas tiene un peculiar encanto, por todos los que trabajan en ella, aunque tal vez no estamos acostumbrados a un humor negro, donde el protagonismo sea la muerte y los innumerables métodos de llegar voluntariamente a ella.
Algunos pueden pensar que este libro es un canto a la tristeza y la depresión sombría, sin embargo a mí, el protagonista,  me ha hecho sentir todo lo contrario.
Alan, desborda tal optimismo, tanta alegría y ganas de vivir, que cada ocurrencia que tiene me arranca sin esfuerzo, una sonrisa.
El resto de su familia muy al tipo de los Addams, lúgubres, pesimistas y morbosos, dan el contrapunto.
Las descripciones tanto de la tienda como de los diversos clientes alcanzan unos niveles exagerados, lo cual nos provoca una sonrisa constante; si a eso le añadimos la cantidad de referencias a grandes personajes de la Historia cuyo fin fue trágico, la lectura se convierte en breve y muy amena.
Cada pequeña historia nos conduce hasta un final sorprendente donde descubrimos la importancia de sentirse feliz consigo mismo, y sobre todo, en paz con los demás.
Si queréis poner a prueba vuestro sentido del humor y ver desde otro punto de vista los males que aquejan a las personas os recomiendo este libro.

Si yo fuera este libro me gustaría no caer en las garras comerciales de la familia Tuvache.


domingo, 22 de abril de 2018

Asesinato en el laberinto de J. J. Connington


Sinopsis
La finca de Whistlefield es famosa no solo por su belleza, sino también por el laberinto vegetal que diseñaron sus primeros propietarios. El recorrido, delimitado por altos setos que se entrecruzan en caminos sin salida o que regresan al punto de partida, conduce a dos centros distintos en los que un cómodo banco recompensa a quienes logran alcanzar la meta. Y es allí donde, en una calurosa tarde de verano, aparecen los cuerpos sin vida de Roger Shandon —el dueño de la heredad— y de Neville —su hermano gemelo y conocido abogado—, ambos asesinados con la misma arma: un dardo impregnado de curare. Dado que todos los miembros de la familia, los únicos capaces de orientarse en el laberinto, parecen tener una sólida coartada, serán necesarias una mirada aguda y una inquebrantable profesionalidad para averiguar quién ha cometido el extraño doble crimen. Cualidades que, inteligentemente disimuladas bajo una apariencia anodina, el jefe de policía Sir Clinton Driffield posee en extraordinaria medida.

Reseña
J. J. CONNINGTON (Glasgow, 1880-1947) es el seudónimo de Alfred Walter Stewart. Fue profesor e investigador químico en diversas universidades y sus novelas, (unas 70), fueron admiradas por algunos de sus más ilustres contemporáneos, como Dorothy L. Sayers o John Dickson Carr.
Después de esta pequeña introducción podemos hacernos a la idea de que existe una gran cantidad de autores desconocidos, tal vez por poca difusión o por ser actualmente considerados caducos. 
Sin embargo no está de más, leer algunas de esas novelas olvidadas para encontrar párrafos como la siguiente:
- Lo que falla en tu manera de ver este asunto, Escudero, es que pretendes tratar un crimen real como si hubiese salido de una novela de detectives. En un relato detectivesco, te lo encuentras todo bien tamizado, -el autor solo expone las cosas que son relevante para la historia. Si no seleccionase su material, el libro sería demasiado largo y nadie tendría la paciencia de esforzarse en terminarlo. El resultado es que las pistas importantes se van lanzando como si estuviesen bajo un foco, siempre que el lector tenga algo de inteligencia.- Hizo una pausa para encenderse un cigarro antes de continuar-; En la vida real, esas simplificaciones no están en absoluto. Lo que te encuentras es una masa de cosas que te lanzan a la cabeza a modo de evidencias, y al final nueve de cada diez resultan ser por completo irrelevantes.
Desde mi punto de vista todo un análisis sobre la forma de escribir una novela policíaca.Y es que este autor, fue uno de los primeros escritores del género que aplicó lo que se ha denominado como el método científico, a la resolución de los diversos crímenes de sus novelas.
En esta obra el protagonista, Sir Clinton Driffield es una especie de Sherlock Holmes, pero cuyo mayor interés es pasar completamente desapercibido, y acompañado de un inspector de policía que hará el papel de Watson, al que Clinton se refiere en la mayor parte de la novela como 'Escudero', va desentramando el motivo, causa y desenlace de la novela.

Novela que tenemos que ubicar en el tiempo y lugar adecuados, pues se puede destacar que los personajes tienen una patina victoriana, de la cual no pueden desprenderse.
La trama es magnífica, es compleja, está bien estructurada y desde luego es muy original, todos los personajes tienen un aire de aristocrática decadencia, incluso el servicio y los criados tienen ese aire.

La intriga no decae, una novela al estilo de las novelas de Doyle, pero un poco más modernizada y desde luego, con un ambiente de principios del siglo XX, muy bien descrito. 
Un crimen de los denominados 'Misterios del cuarto cerrado', con un final sorprendente y que espero que os descubra una forma distinta de ver la honradez de un caballero recto y victoriano.

Si yo fuera este libro, me gustaría que me leyeran en cada uno de los centros del laberinto, en una fresca mañana de verano.

sábado, 14 de abril de 2018

La casa torcida de Agatha Christie


Sinopsis
Tres generaciones de la familia de Arístides Leónides, multimillonario griego, conviven en Inglaterra, en una curiosa mansión de estructura inclinada que el magnate hizo construir para este fin. Una multitud de personajes se entremezcla en los pasillos y las estancias de la casa, incluidas la joven y hermosa Brenda, segunda esposa del anciano patriarca, y Sophia, su más avispada nieta, cuyo futuro suegro es comisario de policía. La paz hogareña se trunca cuando Arístides es envenenado, ya que se sospecha que el culpable ha de ser alguien de la familia.
Sophia exigirá entonces a Charles, su prometido, que haga lo posible por esclarecer el asesinato, ya que no podrá casarse con él hasta que el asunto haya sido resuelto. El caso, que contará con el apoyo del padre de Charles y del inspector jefe Tavener de Scotland Yard, se complicará con más muertes y con el hecho de que nadie tiene una firme coartada.
Reseña 
Durante el mes de abril en el blog de susurros de bibliotecas, se propuso la lectura de dos obras de Agatha Christie, en las cuales no aparecen ninguno de los dos famosos investigadores creados por ella.
En esta novela encontraremos los elementos comunes de la mayoria de su obra: 
* Un gran elenco de personajes.
* Combina la mezcla de distintos estamentos sociales.
* Un sorprendente final.

Esta genial autora del genero policíaco, es un ejemplo a seguir por cientos de escritores que han imitado su estructura argumental, y muchos de sus personajes se han convertido en arquetipos del género.
Tenemos multiples ejemplos de detectives excéntricos, duros inspectores de policía, criados/ ayudantes fieles, fisgonas y cazafortunas en cientos de libros de autores más jóvenes.

Otra característica destacable: los capítulos son breves, nos mantienen atrapados y pendientes de cada una de las evoluciones de la trama.
Tal vez una de las cosas mas destacables de las novelas policíacas de Agatha Christie, es su sencillez. No existen unas tramas complejas donde la política, la religión o la moral se encuentren en los personajes protagonistas.

Otra cosa destacable de Agatha y sus novelas, es que el lector se ve atrapado de tal manera, que no para de buscar al posible asesino, dando tumbos de un capítulo a otro y cambiando entre posibles culpables.
En esta historia, nos encontraremos un poco de todo lo antes mencionado, siendo destacable que no necesitemos conocer la vida y  milagros de sus famosos 'detectives' creados por esta prolífica autora.
Os recomiendo que de vez en cuando se lea uno de estos libros, sencillamente recrearnos con un clásico, nos ayuda a encontrar sentido a muchas tramas actuales del género.

Si yo fuera este libro, no buscaria al culpable, siempre se encuentra, aunque nunca acertemos a la primera.

lunes, 2 de abril de 2018

La historia de Lisey de Sthephen King


Sinopsis
Hacía casi dos años que Lisey Debusher Landon había perdido a su marido Scott, después de veinticinco años de matrimonio y de una intimidad tan profunda que a veces les daba miedo. Scott había sido un escritor muy premiado y de gran éxito y también un hombre complicado. Al principio de su relación, Lisey tuvo que aprender mucho de él sobre libros, sobre sangre y sobre dálivas. Más adelante supo que había un lugar donde Scott se refugiaba, un lugar que cerraba sus heridas y le aterrorizaba a la vez, que le inspiraba todas las ideas que necesitaba para vivir pero que también podría devorarle. Ahora le toca a Lisey enfrentarse con los demonios de Scott. Le toca a Lisey viajar a Boo'ya Moon. Lo que había empezado con la decisión de la viuda de ordenar los papeles de su marido famoso se convierte en un viaje casi mortal hacia la oscuridad que él habitó... La historia de Lisey, probablemente la novela más personal y más intensa de Stephen King, explora los orígenes de la creatividad, la tentación de la locura y el lenguaje secreto del amor.

Reseña
No voy a decir que sea un acérrimo defensor de King, uno de esos fans que defienden a capa y espada a este autor y además "exigen" la obligada lectura de toda su obra, porque creo que este autor ha sufrido muchos altibajos en su carrera literaria.
Su obra más conocida y alabada es la de su juventud, sin embargo, de vez en cuando encontramos alguna joya en su obra posterior, como esta en particular de 2006.

Respecto a su desarrollo, no inventa nada nuevo, sigue utilizando su fórmula maestra: personajes con los que el lector se identifica fácilmente, o si no se identifica, puede imaginarlos sin complicaciones; escenarios sencillos, también muy fáciles de visualizar; y por otro lado, un desarrollo de los hechos totalmente creíble. 
King es un maestro de las palabras, no necesita frases grandilocuentes ni párrafos muy extensos para ponernos en situación.

Por otro lado en su faceta de maestro del terror, con simples palabras, describe situaciones, momentos que se fijan en tu memoria y es capaz de hacer que no pares de mirar por encima del hombro tras de ti, o enciendas todas las luces revisando repetidamente cualquier lugar susceptible de esconder un monstruo (he reordenado tantos armarios, que no creo que quepa ni un bichejo, pero por si acaso...).

En esta obra King utiliza dos mundos, dos tiempos (pasado y presente) y una única protagonista principal: Lisey, sobre la que gira toda la historia, la cual contada en su mayoría, en tercera persona, soporta el trabajo de conducir al lector, por toda la trama.

La protagonista entra y sale de ambos mundos, contándonos en ambos la vida secreta de su marido fallecido, historia cuyo final, incluso para ella es una incógnita, y que da lugar al titulo.

Lisey además de luchar con un obsesivo y maniaco fan de su marido, tiene que atender a unas hermanas, a la cual más dispar en su comportamiento y carácter, al tiempo que sobrelleva el vacío, que la muerte de su marido ha dejado.

La narración posee algunos puntos o momentos en los que se vuelve lenta, sin embargo es una obra magnífica que en su mayor parte nos mantiene inmersos y sujetos a la trama, (claro es el Rey del suspense).
King aprovecha para "ensañarse" con esos autodenominados, expertos en literatura, que persiguen a toda costa, a los escritores afamados para obtener lo último, lo inmejorable del autor, cuando incluso el propio autor considera su producto como de escasa calidad o inacabado.

Es un libro magnífico, para rememorar al Stephen King de su primera época.

Si yo fuera este libro, querría ser capaz de escribir "la historia de Lisey".

lunes, 26 de marzo de 2018

La librería del señor Livingstone de Mónica Gutiérrez


Sinopsis
Agnes Martí es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta daran paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood... Una comedia muy feelgood, con un toque Wodehouse irresistible. Un homenaje de la autora a sus libros y escritores favoritos. "—¿Qué está leyendo? Agnes le mostró la cubierta de "Por no mencionar al perro", de Connie Willis. —Primero habrá leído la novela de Jerome. —Tal y como usted me recomendó. —Buena chica —El señor Livingstone consultó su reloj de bolsillo y decidió dar la tarde por concluida—. Parece que hoy no vamos a vender más libros. Los londinenses creen en una leyenda no escrita que asegura que es mucho más divertido concentrar todas las compras en la hora anterior al cierre de la librería, el 24 de diciembre. ¿Por qué no aprovecha y va a esa exposición en la Tate, de Turner y sus malditas ruinas griegas, por la que suspiraba ayer? —¿No le importa que me marche antes? —se animó con la propuesta. El señor Livingstone miró significativamente su pipa y su precioso libro ilustrado y la observó por encima de las gafas sin montura. —Podré con el estrés. —¿Por qué no me acompaña? —Los ingleses no vamos a exposiciones de Turner, preferimos otras actividades más ennoblecedoras como la caza del zorro o el críquet —bromeó el librero—. Pero ahora que menciono al pintor, me recuerda que si quiere seguir sentándose en estos sillones y mantener intacto su honor, debe leer esto..."

Reseña
Un libro que me fue recomendado con gran acierto por el blog de Susurros de bibliotecas.

La autora con su narrativa, consigue arrancarnos casi desde el principio y de una manera ininterrumpida, una sonrisa que llega en ocasiones a convertirse en carcajadas, dadas las acertadas combinaciones de citas de libros, conocidos por parte de los protagonistas.

Los personajes tocan la fibra sensible del lector, y siempre de una manera extraordinariamente optimista; así nos vemos atrapados en una historia que transmite una sensación de felicidad constante, un interés en la lectura y seremos como Indiana Jones, estaremos buscando entre los diálogos, cuál será la frase, la cita literaria que nos regalará el señor Livingstone.
Este personaje,  merece ser el protagonista del titulo, indudablemente, puesto que nos guía a través de su amor a los libros, contagiando como si fuera una epidemia el deseo de leer más los clásicos, sobre todo ingleses, tales como son Charles Dickens, Shakespeare y Barry, Mary Shelley, Percy-bysse Shelley, Lewis Carroll, J. R.R. Tolkien entre otros muchos.

Cada protagonista, aunque son pocos, aporta una gota de pensamiento positivo y realista, siempre desde su punto de vista y su forma de vivir, nos contagia su deseo constante de ver todo positivamente.

El escenario y los ambientes son descritos con sencillez, con una perfecta combinación de adjetivos que crean una idílica atmósfera para cada una de las situaciones.

Lo único que tiene de inconveniente este libro, es que nos deja un enorme vacío al acabar de leerlo, desearía que la historia continuara.

Si yo fuera este libro, querría ser leído por su protagonista, escuchado por el niño, y cuidado por el Sr. Livinstog, bajo la cúpula luminosa de Moonligh Books.

domingo, 18 de marzo de 2018

El reloj de sol de Shirley Jackson


Sinopsis
Han pasado apenas unas horas desde el funeral del único hijo de los Halloran cuando su madre, nueva heredera de la majestuosa casa familiar, anuncia que está lista para apoderarse de todo y desterrar al resto de los ocupantes. Pero antes de que logre imponer su deseo, la tía Fanny recibe un mensaje sobrenatural de su padre, el dueño original de la propiedad: ella y los otros inquilinos sólo podrán sobrevivir a un inminente fin de los tiempos si permanecen confinados en la mansión.
Mientras se preparan para ser los últimos sobrevivientes de la Tierra, los ocupantes de la casa no pueden evitar sucumbir a las intrigas, la paranoia y la convicción de que la profecía es real y de que ellos son los elegidos para heredar un mundo nuevo: ¿llegarán al día del juicio sin destruirse unos a otros? En El reloj de sol, como en La lotería y La maldición de Hill House, Shirley Jackson hace gala de su maestría para la creación de ambientes enrarecidos por la sospecha y el presentimiento de un horror sin nombre, que tanto fascinó a autores como Joyce Carol Oates y Stephen King, sin que su ácido sentido del humor y su agudeza para la crítica social desmerezcan en comparación.

Reseña
Supongo que todos los autores merecen una segunda oportunidad o en todo caso, el estudio de su evolución literaria.
Este es el segundo libro que leo de Shirley Jackson, y la verdad me encuentro en un dilema, esta narración es una obra de esas que pueden provocar o una gran atracción o un extraña aversión.
En general se puede decir que no existe una gran diferencia entre esta y mi anterior experiencia con la citada autora.

Nos encontramos de nuevo un compendio de personajes a cual mas estrambótico; todos tiene algo en común: son extremadamente egoístas y narcisistas, viven en la autocomplacencia; ninguno quiere dejar su vida opulenta y despreocupada, viven solo para disfrutar, sentirse adulados y deseados, admirados a la par que envidiados, y además, no les importa nada el resto del mundo.
Podríamos intentar diseccionar cada personajes y situación de la obra, pero es algo imposible ya que la autora se las apaña para que no tengamos ninguna base desde la que partir.
Los pocos retazos de las vidas y experiencias anteriores de cada protagonista es insuficiente y además, ninguna escena está definida con el típico inicio, desarrollo y desenlace.
Algunas de estas escenas son tan extrañas, que parecen rozar los sueños surrealistas de Dalí o de las películas de Buñuel.

Otro problema que tenemos es el desarrollo claustrofóbico de la obra.
Todo gira en torno a la casa y la lucha de poder interna en la familia; no quieren perder el control y el ansia de erigirse en dominadores de un entorno que resulta casi tan asfixiante como la actitud despreocupada, a la par que agobiante, de las relaciones entre los personajes.

No todo es negativo en la novela, podríamos decir que este es un libro que nos plantea un reto: acabarlo.
Hay que tener en cuenta que Shirley al igual que en "Siempre hemos vivido en el castillo", deja inconcluso tanto el desenlace de la historia, como el destino de los personajes que en ella aparecen.

Si yo fuera este libro, no me gustaria estar en la biblioteca de la familia Halloran: todos mis hermanos tienen un mal final.


lunes, 12 de marzo de 2018

El hombre del traje negro de Stephen King


Sinopsis
Gary, el protagonista de esta historia, recuerda con miedo, cuando siendo niño tuvo un encuentro con un hombre de ojos anaranjados y vestido con un traje negro de tres piezas que le causó horror y le dijó cosas terribles.Esta experiencia le marcará toda la vida y ya en el ocaso de la misma la recordará con el temor de volver a reencontrarse con él. La aceptación del miedo y cómo vivir haciéndole frente es uno de los temas centrales de este sorberbio relato que fue ganador, en 1995, del prestigio premio O.Henry en Estados Unidos.

Reseña
Una brevísima narración de Sthephen King y a la vez, un homenaje a un conocido escritor de novela gótica y relatos de terror americano, Nathaniel Hawthorne, autor de "La letra escarlata".
En esta cuidada edición se incluye el relato que supuestamente inspiro a King: «El joven Goodman Brown».

Leyendo la reseña, podríamos pensar que es un "remake", pero no es cierto, simplemente el autor, toma una idea, un concepto, y lo desarrolla desde un punto de vista renovado, mas moderno y acorde con la mentalidad actual.

Hawthorne:
Hace uso de un narrador omnisciente y el protagonista es un joven.
Ubica la obra en una población puritana extremadamente rígida, al más puro estilo de Salem.
Nadie es lo que parece tras el paseo nocturno de sus protagonistas.
La crítica a la religión y su influencia política y social, es algo casi constante.
Añade un final donde el verdadero infierno es la amarga existencia en la que finaliza la vida del puritano protagonista.

King usa la misma idea pero cambiando algunos detalles:
El protagonista es un anciano que escribe un diario y nos ofrece una narración en primera persona.
Ubica la trama central en una granja solitaria.
Los personajes son descritos de una forma cercana y sencilla.
No existe ninguna crítica ni religiosa, ni social ni política.
El final no es nada pesimista, en su narración tras una feliz vida, el protagonista narra ese encuentro sobrenatural a modo de un diario de su infancia, que lo marco de tal modo que su vida se sumerge en la fe de que se librara de una lúgubre vida, temiendo el reencuentro con el hombre de traje negro, tan solo tras su muerte.

Otro elemento a destacar sobre King es que utiliza su estilo, utilizando lo cotidiano, para al final cambiar la escena como si lo vieramos a través de un prisma que oscurece y deforma lo hermoso de la situación y lo muestra desde el punto mas tenebroso y aterrador.

Si yo fuera este libro, evitaría cualquier encontronazo con un hombre vestido de caballero y con cierto aroma sulfuroso.

jueves, 8 de marzo de 2018

Luna de invierno de Dean Ray Koontz


Sinopsis
Jack MacGarvey, un policía de Los Ángeles, resulta gravemente herido durante un tiroteo en una gasolinera. Eso le hace replantearse el futuro con su esposa Heather y su hijo Toby:
¿vale la pena vivir en una sociedad sumida en una espiral de violencia?
En medio de este dilema, el destino parece sonreírles: heredan una casa en los bosques de Montana.
Sin embargo, comienzan a producirse hechos inexplicables: el pequeño Toby se comporta como poseído, los animales del bosque se muestran inquietos...

Reseña
Dean R. Koontz ha sido uno de mis autores favoritos de juventud.
Considerado junto a Stephen King unos de los grandes autores del genero de terror y suspense, pero con una clara distinción: la mayoría de los libros de Stephen King tienden a usar los objetos y eventos cotidianos, las personas normales y escenarios normales; Koontz en cambio, utiliza la fantasía y la ciencia ficción, sus argumentos tienen casi siempre un elemento que no es de orígenes completamente terrestre.
Este libro ya es un poco antiguo. 
Nos encontramos, desde mi punto de vista, con ese ejemplo de uso argumentativo que he mencionado; un ser sobrenatural se cuela en nuestro plano e intenta destruirnos, ya que al igual que no le entendemos, él no comprende nuestro propio concepto de la muerte.

Los personajes son gente corriente, sencilla con un comportamiento normal, que se ven atrapados en un misterio sobrenatural que les supera emocionalmente, al intentar racionalizarlo.
Los protagonistas, digamos que "malignos", toman posesión de animales que son inofensivos y rehúyen teóricamente al ser humano, pero su comportamiento alterado llega a provocarnos miedos, instintivos de nuestra naturaleza más primitiva, es un miedo instintivo.

Los escenarios están descritos de tal manera, que podemos llegar a pensar que los hemos vivido y sentido; las montañas, el frío y las casas, son como postales de ensueño, y el comportamiento en general de las personas es lo que se espera de ellas.

Un libro de lectura fácil, que se lee casi solo, con un final casi inconcluso, que sin embargo nos permite disfrutar de su lectura, puesto que en ningún momento decae la intriga.

Si yo fuera este libro, usaría el dicho de "coge el dinero y corre".

domingo, 4 de marzo de 2018

Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson


Sinopsis  
«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto.»
Con estas palabras se presenta Merricat, la protagonista de Siempre hemos vivido en el castillo, que lleva una vida solitaria en una gran casa apartada del pueblo. Allí pasa las horas recluida con su bella hermana mayor y su anciano tío Julian, que va en silla de ruedas y escribe y reescribe sus memorias. La buena cocina, la jardinería y el gato Jonas concentran la atención de las jóvenes. En el hogar de los Blackwood los días discurrirían apacibles si no fuera porque los otros miembros de la familia murieron envenenados allí mismo, en el comedor, seis años atrás.

Reseña
Una reseña intrigante que me atrajo, sin embargo…

Al leer esta novela nos embarga una extraña sensación y llegamos a la conclusión de que realmente esa familia, solo quiere vivir en paz.
¡Vale, de acuerdo!, el pueblo cercano a la mansión, sus habitantes les tienen envidia, los consideran gente de rancio abolengo, ricos y poderosos, famosos por lo espléndido de sus fiestas, su hogar y sus tierras, cualquiera a su lado se sentirá un simple e insignificante insecto, y eso que la familia, no hace ningún tipo de alarde.

No sé, realmente esta autora tiene una narrativa muy especial, no se centra en tramas, ni en personajes o en un conjunto de escenas con grandes descripciones, diálogos, ni acción; creo que realmente relata e intenta sumergir al lector en un conjunto de sensaciones, que por desgracia, son muy acordes con sus vivencias personales.

Los personajes parecen sufrir una especie de agorafobia, tienen pánico hacia lo que proviene del exterior, no solo en lo cotidiano, sino incluso en lo emocional; no son gente feliz, ya que crean su propio mundo repleto de ideas, y actos que si bien les satisfacen, crean en el lector una sensación claustrofóbica.
Una historia con muy pocos personajes, los cuales son como sombras que entran y salen de la narración, puesto que deja al lector el trabajo de crear sus perfiles, como si este tuviera que decidir si el modo de actuar, del actor de esa escena es normal o atípico, y además tenga que averiguar como si fuera un analista su comportamiento, si resulta real o no; la verdad es que la escritora utiliza unas descripciones y una narrativa algo ambigua, sin centrarse en detalles.

Otra característica es que la narración es intemporal y ubicable en cualquier país, aunque a medida que avanzamos,surgen eventos que nos aproximan e invitan indirectamente a situarla en un momento de la historia, sin precisar.

El dinero, el egoísmo, la envida, el odio, la soberbia, el engaño y otros muchos de los comportamientos que nos trasmite la autora a través de los personajes, (no solo de los protagonistas principales), tal vez deberíamos verlos como reflejo de sus angustias y vivencias propias.

Es un libro extraño, que sin embargo atrapa por hacernos ver de otra manera la literatura, aquí no hay ni intención ni crimen durante la lectura, ni siquiera final.
Es un ejercicio de luces y sombras, donde el lector ha de interpretar los hechos a su manera.

Si yo fuera este libro, me alejaría del azucarero de Merricat.

lunes, 29 de enero de 2018

En tierra de lobos de Luis García Jambrina


Sinopsis
Marzo de 1953, una mujer es atropellada en una carretera comarcal de la provincia de Salamanca. Pocas horas después, el camillero del hospital de la capital llama por teléfono a Aurora Blanco, una conocida reportera de sucesos de Madrid, para comunicarle que la víctima ya estaba herida antes de ser arrollada. Cuando la periodista llega al hospital, la mujer ha desaparecido. Así comienza una novela llena de intrigas y de crímenes que es también un retrato de la España turbia y gris de los años cincuenta, un país donde, según la propaganda de la época, nunca pasaba nada, y, cuando pasaba, las cloacas del Estado se ocupaban muy bien de ocultarlo. Conmovida e intrigada por las circunstancias que rodean el caso. Aurora Blanco tratará de hacer justicia a las víctimas y dar a conocer la verdad, aunque para ello tenga que poner en riesgo su vida y su trabajo.
Reseña
Esta historia de la que hoy voy a hablaros, es una obra llena de intrigas, ambientada en una España sometida al férreo control de las autoridades, tras la guerra civil.
Un retrato crudo pero fiel de la represión hacia los medios de comunicación, donde la censura está a la orden del día en todos los estamentos de la sociedad, y donde el miedo a las fuerzas de seguridad del estado es continuo: cualquiera que se desvíe de las líneas de comportamiento establecidas, tanto morales como sociales, puede caer en desgracia o peor…

Lo otro a señalar, es la protagonista, tal vez demasiado moderna para la época, con una actitud algo liberal e independiente...

A partir de estos dos elementos Jambrina nos sumerge en una narración detectivesca, vista desde el punto de una periodista de sucesos, algo lanzada, y que se siente obligada a conocer la verdad y contarla.
El escritor también nos aporta unos personajes secundarios bien descritos, que tienen su papel relevante, en los que recae principalmente el transmitir la pobreza, el miedo e indudablemente el deseo de mejorar las cosas en una época donde una palabra, un gesto, una opinión, eran ya de por sí motivo suficiente para ser represaliado.

La narración nos sumerge en los bajos fondos de una Salamanca descrita con maestría, oscura, triste, poco más que una ciudad de provincias tras la guerra, donde el oportunismo de algunos, permite a otros campar a sus anchas.
Creo que el lector puede llegar a sentir cierta simpatía por Aurora Blanco, identificándose con el personaje y convirtiéndose en un periodista de esos folletines de sucesos, llamados periódicos para porteras, que estaban llenos de truculentos crímenes, y que eran desahogo de cotilleos y dramas,  deseando que se resuelva para bien el crimen con que comienza.


Un libro entretenido, con un final previsible, pero en el cual éste no es lo importante, tal vez debamos, de vez en cuando darnos cuenta, que es más interesante lo que se cuenta en la narración que el cómo acaba esta.

Si yo fuera este libro, andaría con mucho cuidado donde metía las narices, no fuera a acabar olvidado en un rincón oscuro en la biblioteca.

martes, 16 de enero de 2018

El crimen del conde Neville de Amélie Nothomb


 Sinopsis 
El conde Neville acude a la casa de una vidente para recoger a su hija menor. La vidente se la encontró la noche anterior en pleno bosque, en posición fetal y tiritando de frío. Al parecer la adolescente, que responde al singular nombre de Sérieuse, se había fugado del castillo familiar. Pero, antes de llevar al aristocrático progenitor ante su hija, la vidente le toma la mano y le anuncia: «Pronto dará usted una gran fiesta en su casa. Durante esa recepción, usted matará a un invitado.» En efecto, los Neville, excéntrica familia de alcurnia, van a celebrar en breve su fastuosa fiesta anual, a la que invitan a lo más selecto de la sociedad. Esa «garden party» es una tradición irrenunciable, pese a que los Neville pasan por serios apuros económicos y el conde incluso ha tenido que plantearse vender el castillo y el bosque que lo rodea. Con toda probabilidad ésta será la última gran fiesta que organicen allí. ¿Acabará, tal como anuncia la predicción de la vidente, con un asesinato?

Reseña
Tomando como referencia un relato breve de Oscar Wilde (El asesinado de Lord Saville), Amélie Nothomb, crea una novela corta, con una cuidada puesta en escena; con una trama que, con muy pocos personajes, eso sí complejos en su personalidad, sería ideal para ser el núcleo central del guion de una película de enredo y humor negro.
Pero no nos equivoquemos, este no es un libro de humor, de risa fácil y enredo.
El texto contiene una profunda critica a un determinado conjunto de la sociedad, aquel formado por aquellos que tienen ‘ínfulas de grandeza’ y sin embargo son meros peones de ese mismo grupo al que pertenecen, supeditados a las normas éticas, morales y sociales autoimpuestas.

La autora, con un destacable uso de la prosa, describe y retrata a un noble aburguesado venido a menos, cuyo único afán es ser reconocido y recordado entre la aristocracia, pero simplemente es un títere de los estereotipos de la nobleza de finales del siglo XIX, y sin embargo la narración se desarrolla en una época más moderna, finales del XX.

La prosa como digo, es sencilla y sin embargo nos atrapa con unas descripciones breves y unas conversaciones llenas de ironía, entre unos protagonistas estereotipados hasta el absurdo.

La trama aun siendo sencilla, tiene muchos giros y nos retiene, ya que en ningún momento atisbamos cual es el final, pequeños actos cambian el curso de la narración hasta llegar a un final imprevisible.

Considero que esta es una lectura recomendable, si necesitamos, una pequeña cura de libros largos, con muchos personajes y complejas y enrevesadas tramas, por otro lado, tampoco es un libro en el que tengamos que depositar grandes expectativas, sobre su calidad.

Si yo fuera este libro, querría saber donde ejerce la adivina, para que me dijera como ganar una lotería.