miércoles, 13 de septiembre de 2017

Anne Capestan 01. La brigada de Anne Capestan de Sophie Hénaff


Sinopsis
Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa -y su perro-, un informático despistado y un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río. 

Reseña
Supongamos que sea posible que un ministerio, un departamento, un colectivo profesional tuviera la capacidad de crear un trastero de empleados. Seguramente enviaría allí a todos aquellos ‘elementos’ no válidos, bien por caducos, por incompetentes o simplemente por ser una molestia.
Esto es lo que le sucede a Anne Capestan, en este caso nuestro ‘trasto’ más valioso a la que le encargan dirigir una unidad policial, en la que se reúnen precisamente todos los elementos más perjudiciales de la policía.
Pongámonos en situación… si fuésemos policías no nos gustaría que nos incluyeran en un grupo investigador donde tuviésemos a alguien que filtrase información, o a un “chivato” de nuestro comportamiento, a alguien con aires de grandeza, tener al lado una persona que te haga sentir como un fracasado, y menos aún, a alguien que vaya a su libre albedrío poniéndote en peligro…

Sin embargo, la brigada de Anne Capestan, está formada por estos desechos, gente que no encaja en ningún sitio, y con el añadido de que ellos lo saben. Además, les encargan llevar todos esos casos no resueltos, arrinconados y que nadie quiere.

Esta unidad tiene algo especial, ninguno de sus integrantes quiere ser olvidado, ni arrinconado, ninguno quiere dar su brazo a torcer y permitir que les encasillen de inútiles e incapaces, por mucho que les amontonen en un viejo edificio, equipado con todo aquel material que como a ellos, nadie quiere, todo un principio que más de uno debería llevar a la práctica, en la vida real.

Este libro me ha gustado muchísimo, es una novela policíaca escrita con mucho humor.
Todos los personajes parecen fuera de lugar, pero el equipo definido desde el principio como “especialmente peligroso”, acaba dando una sensación de familia, se protegen y mutuamente se complementan, siendo capaces a su manera, de resolver el caso que les “encargan”.

Del primero al último de los protagonistas, tienen algo tan humano, tan sentimental que en cada capítulo te identificas, con su forma de ser.

La evolución de la trama raya en algunos momentos el absurdo, y sin embargo es todo un trabajo excelente, su prosa sencilla, sus giros estudiados, nos atrapan.

Es una novela fuera del estereotipo de este género, es graciosa y en ningún momento se hace aburrida ya que mezcla en su justa medida la intriga, acción y humor y con un final de lo más sorprendente.
Sinceramente, un buen libro para leer y sentirse entretenido.

Si yo fuera este libro, me gustaría formar parte de esta brigada, tal vez fuera su protocolo de uso.

2 comentarios:

  1. Al principio descarté un poco esta lectura porque el humor, así leído, suele costarme, más aún mezclado con un género como el thriller. Pero después de varias reseñas, confieso que me apetece.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola otra vez :-) Ya ando por aquí jejeje
    Me gustaría leer este libro pero eso del absurdo... me hace planteármelo.
    Besos.

    ResponderEliminar