miércoles, 26 de septiembre de 2018

La peste escarlata de Jack London


Sinopsis

«Se aceleraba el ritmo cardíaco y aumentaba la temperatura corporal. Después aparecía la erupción escarlata, que se extendía como un reguero de pólvora por la cara y por el cuerpo…» En 2013 estalla en las principales ciudades de la Tierra una peste fulminante que se propaga con rapidez hasta el último rincón habitado. No hay para ella antídotos conocidos; en cuestión de días, el vano éxodo de los pobladores vacía las ciudades, devastadas por el pillaje, los incendios y la violencia. Con el paso del tiempo, unos pocos supervivientes van formando pequeñas comunidades mientras a su alrededor una vegetación asilvestrada, sin control, ahoga las zonas antes cultivadas, y los animales domésticos, con garras y dientes, tratan de asegurarse un lugar en el nuevo orden zoológico. Sesenta años después de la tragedia, el último superviviente de la peste —entonces joven profesor universitario y ahora anciano de casi noventa años— intenta al final de su vida transmitir algo de experiencia y sabiduría a sus nietos casi salvajes, evocando un mundo que ya nadie sabe que ha perdido.

Reseña
Esta es una narración  relativamente breve de un autor, tal vez no muy leído actualmente, pero muy conocido por otra de sus obras, 'Colmillo blanco', libro que ha sido llevado al cine en varias ocasiones.

Centrandonos en este relato, podemos enumerar varias cosas destacables:

  •  Es una narración breve que se lee bastante rápido, por la sencillez de su prosa.
  • No existe una multitud de personajes que interactuen entre ellos.
  • Casi toda la obra se desarrolla en un único escenario.
  • Es pionera en el género catastrofista/apocalíptico, lo que hoy en día denominariamos como Distopía.


Sinceramente, me ha gustado, es una narración pionera en su estilo, la visión del caracter humano, ante un apocalíptico destino me ha sorprendido, ya que esta obra escrita en 1912 describe casi a la perfección lo que sucederia, ante una pandemia altamente contagiosa y difícil de combatir.
La destrucción de la civilización y el decaer del conocimiento y la sociedad, están bien descritos, los lectores podemos imaginar las situaciones con facilidad y llegamos a una conclusión, por mucho que se quiera, el carácter humano, siempre tiende a caer en un deprimente estado: el más fuerte e inteligente buscará la manera de subyugar al que tiene al lado.

Si yo fuera este libro hubiera intentado evitar que las generaciones venideras, cayeran en el salvajismo.

1 comentario:

  1. Siendo así cortito y viendo el tema que trata, no me importaría leerlo. Un autor al que todavía no he leído, y mira que me encanta la peli de Colmillo blanco.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar