jueves, 13 de septiembre de 2018

El tigre de Joël Dicker


Sinopsis
A los diecinueve años Joël Dicker se presentó a un concurso literario juvenil con su relato largo El tigre. 
Más tarde, la presidenta del jurado le confesaría que lo habían desestimado porque no parecía creíble que una persona tan joven lo hubiera escrito. 
Ocho años después, Dicker obtuvo el Gran Premio de la Academia Francesa y el Premio Goncourt des Lycéens con La verdad sobre el caso Harry Quebert, que se convirtió en un fenómeno literario. 
En este primer gran relato, deudor de sus admirados clásicos rusos y anglosajones, Dicker se enfrenta ya a sus temas preferidos (dilemas existenciales, las grandes preguntas, la violencia y la posibilidad de redención) y demuestra su extraordinaria capacidad de atraparnos con una historia poderosa y unos personajes que se graban a fuego. 

Una preciosa edición ilustrada por David de las Heras.

Reseña
Esta es una de las primera narraciones de este escritor.
Realizada con 19 años, muestra ya ciertas caracteristicas de su prosa, esa técnica en el uso de la palabra escrita que ha conquistado los primeros puestos en los escaparates de las librerias, con cada una de sus novelas.
Pero no nos engañemos; siendo una narración breve se nota la gran influencia que tienen en él sus primeras lecturas, y el como afectan a la historia y la trama de las mismas en sus relatos, lo cual es bastante lógico.
A lo largo de la trama, Joël Dicker, muestra ya cierta capacidad para despistar e intrigar al lector, en el posible desenlace del relato.
También deja entrever, la lucha interior que los protagonistas poseen y como reaccionan a dicho 'espíritu' los actores.

En este relato, al ser tan breve, no utiliza los saltos en el tiempo (analepsis), algo común en sus obras más conocidas, y tampoco abusa de un gran elenco de personajes, básicamente es el cazador el que nos acompaña durante toda la lectura.

Otra cosa a señalar es que leyendo este relato me he sentido transportado a la época y lugar donde transcurre, es decir, a la etapa previa al derrocamiento de la Rusia de los zares.
Dicho esto, hay que aclarar que destaca mucho la influencia de la literatura rusa en el relato, supongo que será debido a que en ese momento fueran los autores preferidos del autor.
Yo recomendaría leer este relato, es muy breve y muestra claramente la evolución hacia la novela negra y/o thriller del escritor.


Pero no puedo terminar esta reseña sin hacer mención del ilustrador, David de las Heras, cuyas imágenes intercaladas en el texto avivan nuestra imaginación.

El estilo gráfico es muy similar al conocido de los carteles de la revolución proletaria, resaltando con colores planos las figuras pero sin aparecer estas delimitadas con un trazo de color. Un estilo muy minimalista.

Si yo fuera este libro no querría enfrentarme al tigre, pero tampoco ocupar su lugar ni el del cazador.

2 comentarios:

  1. Uno de esos autores del momento. No lo leí todavía, pero le tengo ganas a su primer libro. Estupenda reseña.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  2. Me llamó un tiempo, pero al final lo he dejado pasar y de momento no me intriga lo suficiente.
    Besos.

    ResponderEliminar