lunes, 3 de diciembre de 2018

La caja vacia de Anabel Samani


Sinopsis
La vida de Andrea ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Después de perder la vista en un accidente, su familia deja España para irse a vivir a Estados Unidos. Y Andrea sabe que ella es la razón de ese traslado. 
En medio de una mudanza empañada por la nostalgia de todo lo que han abandonado, lo más emocionante para Andrea y su hermana Sara es el extraño y sangriento crimen que tuvo lugar en su nuevo hogar de Maine, una casa habitada por un gélido aire e impregnada de un inquietante aroma que solo Andrea es capaz de percibir. 
Mientras intentan adaptarse a su nueva vida, gracias en parte a la amistad que entablan con Sam y Paul, los vecinos que viven al otro lado de la calle, Andrea y Sara se convertirán en el epicentro de una serie de macabros accidentes. Y pronto descubrirán que los antiguos propietarios dejaron en la casa algo más que el recuerdo de un siniestro suceso: en el desván, dentro de un embalaje procedente de Egipto, hay una pequeña y hermosa caja… vacía. 
Con su primera novela, Anabel Samani, evoca el perfume de las clásicas historias de terror y misterio.

Reseña
Este libro ha llegado a mis manos de una forma algo curiosa.
Fue todo una sorpresa el descubrir, que uno de los blog de libros a los que soy asiduo, pertenecía a una escritora.
Esta es su primera incursión en la novela de misterio y terror, y no me lo pensé dos veces, tenía que leerlo. y gracias a una lectura conjunta, me animé a ponerlo entre los primeros de la lista.

Lo primero que me llamó la atención fue la sobria portada, sencilla y a la vez misteriosa, una sencilla caja de madera abierta.
Pero este libro no es solo portada, ya desde el principio nos encontramos con un misterio, un crimen con un ambiente ciertamente sobrenatural.

Los capítulos se irán sucediendo de forma rápida, con una prosa ágil, descriptiva en su justa medida, con pocos giros dispares, y sin embargo, la intriga y el misterio crecen a medida que leemos, la tensión no decae, y en ningún momento se nos hace pesado el argumento.
¿Y como consigue esto la autora?, pues de una forma que más de un escritor debería aprender, a veces contar hechos de una manera sencilla es la mejor manera de llegar a expresar sentimientos o definir de mejor manera los sucesos.
Anabel, a través de sus personajes, nos pone en la piel de gente sencilla, con problemas, pero con una fuerza individual para enfrentarse a ellos. 
Los hechos sobrenaturales que van surgiendo a medida que leemos, producen al lector cierta ansiedad y desde que empiezan a sucederse se nos hace mas difícil el dejar el libro.

A lo largo de la lectura podemos encontrar muchos guiños al cine, y todavía más a afamados autores de terror, sin embargo son eso, guiños, el argumento es completamente original.

Si buscáramos poner en un mismo sitio misterios del Antiguo Egipto, asesinatos misteriosos en la época moderna, y los problemas que una sencilla familia puede sufrir al cambiar de país, éste es un buen ejemplo de como realizar tal 'coctel', siendo éste además equilibrado como ya he dicho.

He disfrutado mucho con la lectura del esta novela, pues últimamente he leído libros con muchos más personajes y demasiados hilos argumentativos que se cruzan, y éste ha sido un buen libro para leer sin tener que buscar complejos motivos y posibles criminales.

Si yo fuera este libro no querría ser guardado dentro de esta caja, no fuera a acatarrarme con esos aires fríos.

2 comentarios:

  1. ¡Muchas gracias por tu reseña!
    Ha sido estupendo compartir esta lectura con vosotros.
    Es fantástico ver que "La caja vacía" te ha gustado y que tanto sus personajes como argumento te han convencido logrando que pasaras un buen rato entre sus páginas.
    Y sí, te entiendo: para enfrentarse a "La caja vacía" es indispensable llevar bufanda ;-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Si fuésemos, me ha gustado mucho tu reseña y coincido contigo en casi todo, una novela muy bien escrita, trama interesante, personajes muy reales, todo ello hace que sea una lectura muy recomendable. Y lo he disfrutado mucho leyéndolo con vosotros.

    ResponderEliminar