lunes, 25 de junio de 2018

El matarife de Fernando Lalana Josa


Sinopsis
En 1964 un asesino en serie convirtió Zaragoza en el escalofriante escenario de sus horrendos crímenes.
Mataba a sus víctimas clavándoles un punzón de matarife en el cuello, entre la tercera y cuarta vértebras. Pero no conforme con tan solo darles muerte, también se llevaba sus ojos como sangriento trofeo. Podría habérsele conocido como El coleccionista de ojos, pero pasó a la historia de la España más negra con el justo nombre de Matarife. Y ahora, más de medio siglo después, ha vuelto para recordar que nadie está a salvo del mal.
Si creías que los asesinos en serie eran exclusivos de la literatura norteamericana, tienes que leer la primera novela de terror de Fernando Lalana. Mucha sangre y poco espacio para el humor, tan habitual en otras obras del autor. Te dejará sin aliento. Te impedirá dormir.

Reseña
En este libro de no muchas páginas, nos vamos a encontrar una obra fácil de leer con narrativa y un argumento que desde el primer momento nos atrapa.

La historia comienza cuando la policía pide a Germán, nuestro protagonista principal, un anciano senil, que les ayude a solucionar un caso actual, que sospechan que tiene relación con un asesino en serie al que ayudo a detener en su juventud.

Germán, recurre a sus recuerdos, rememorando con una precisión, a veces muy detallista, lo que sucedió en ese antiguo caso, y lo hace transportándonos a una época ya lejana para todos.

El relato de Germán va aportando poco a poco todas las piezas, permitiendo al lector ensamblar la historia del pasado con el presente, de una manera realmente impactante.

Toda la narración se desarrolla somo si fuera una conversación entre Germán y los policías, siendo contada en primera persona, y la editorial nos facilita ese diálogo, cambiando la tipografía para diferenciar el presente del pasado.

Los personajes están muy bien descritos, permitiéndonos el hacernos una imagen tanto de su físico, como de su actitud, y para ello el escritor utiliza muy acertadamente tanto los adjetivos, como la ambientación, e incluso en ocasiones permitiendo al lector usar la imaginación.

Son Germán y 'El matarife' los principales personajes, sin embargo todos los demás, aun siendo meros secundarios, tienen un peso especial; son las víctimas, policías y secundarios, los que nos dan una profundidad especial a la hora de entender el argumento.

En general, el lector se verá atrapado en este relato, puesto que tiene un poco de todo: intriga, acción y unos crímenes muy cruentos.
Desde el principio intentaremos como lectores averiguar los motivos, y por supuesto al culpable, y aunque casi al final se descubre al criminal, el autor nos mantiene atrapados buscando la resolución del caso.

El escenario principal elegido por el autor es Zaragoza, sus calles, parques y monumentos principales. Todos ellos descritos y ambientados correctamente en la época en la que transcurren los diversos crímenes y que permiten a todo aquel que la conozca, disfrutar de un paseo por la misma.

He disfrutado de este libro puesto que el argumento es muy original, y el final, aunque te lo imaginas no defrauda, llegando incluso a esconder alguna sorpresa; además tiene como aliciente que es una novela de asesinos en serie muy a la española, lo que nos permite descansar de los ya tan aclamados 'serial killer’ americanos, o de procedencia nórdica.


Si yo fuera este libro desearia no ser el objetivo del 'Matarife'.

3 comentarios:

  1. Aunque últimamente estos argumentos no me llaman mucho, este me ha intrigado...

    ResponderEliminar
  2. Arriba ESPAÑA hostia.
    Todos los catalufos me vais a comer los huevos joder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pd: Si yo fuera este libro: me gustaria ser el matarife, y le añadiria canibalismo de niñas.

      Eliminar