martes, 20 de junio de 2017

El silencio del pantano de Juanjo Braulio


Sinopsis
En esta deslumbrante novela negra, la poderosa voz de Juanjo Braulio nos sumerge en una historia de muerte, codicia y falta de escrúpulos, dejando al lector sin aliento y con la sensación de haber leído una obra maestra.
La trama arranca con el hallazgo de un cadáver en un recodo del río Turia. El asesino parece recrear un antiguo ritual romano reservado a los reos culpables de parricidio. El crimen salpica a los poderosos de la sociedad valenciana, que pronto dejarán al descubierto el pantano silencioso, símbolo de la decadencia y la corrupción, sobre el que se alza la ciudad. La investigación se verá envuelta en este fango cada vez más escondido y peligroso, desvelando oscuros episodios de nuestro pasado.
Lleno de referencias literarias, con ecos de Rafael Chirbes y guiños a Patricia Highsmith y Paul Auster, el adictivo debut literario de Juanjo Braulio lo tiene todo para convertirse en uno de los acontecimientos editoriales del año.

Reseña

Me habían hablado bien de este escritor, y sinceramente, no se han equivocado mis amigos de lecturas.
A simple vista, leyendo la sinopsis, ya me atraía un asesino recreando sentencias antiguas, era todo un reto. La referencia a escritores del nivel de Patricia Highsmith y Paul Auster, era otro aliciente.
Nos encontramos ante un thriller que se desarrolla en Valencia. Una ciudad que desconozco completamente, pero que, tras la lectura de este libro, no me importaría conocer mejor y de manera más cercana
El protagonista es un escritor anónimo (ya que a lo largo de toda la novela usa su seudónimo literario: Q), con una particular manera de evitar el Síndrome de la hoja en blanco, que se ve sin querer envuelto en una trama de tráfico de influencias, drogas y poder.
Este escritor, es el creador de una saga basada en un guardia civil que oculta su condición gay, pero esto no es lo realmente relevante, lo más llamativo, es que de repente el lector se sumerge en dos tramas, en ocasiones más, ya que nos encontramos ante una narración que contiene un libro dentro de otro. Bueno, realmente varios libros dentro de la línea narrativa principal. Es todo un reto diferenciar que historia estamos leyendo, la que nos cuenta Braulio o la que nos cuenta su protagonista, pero es lo más atractivo de esta novela.
Todos los personajes, tanto los protagonistas del hilo principal, como los ‘subprotagonistas’ de la otra narración, tienen sus características particulares; una idiosincrasia, particularmente humorística y chocante, y una personalidad muy definida.
Me ha llegado a encandilar con las narraciones del libro interno, que ya de por si serían hilos argumentativos ideales para novelas independientes.
A lo largo del libro, nos encontramos largas descripciones, de la vida en Valencia, sus habitantes, su historia y sus fiestas grandes.
Por otro lado, encontraremos bastantes referencias a escritores, como a temas relacionados con la escritura (desde el punto de un escritor o de un lector).
Toda la historia en general está narrada en tercera persona, con bastante diálogo, aunque existen algunas descripciones extensas y exhaustivas, que en ocasiones no son relevantes para la trama principal, pero sirven al escritor para mostrarnos su conocimiento del escenario.
El ritmo de la novela no decae, y el final sorprendente merece la pena. También hay que sumar que la dificultad de seguir las tramas, se subsana con una lectura atenta y tranquila, puesto que la alternancia entre las historias (todas ellas finalizadas) mantienen la atención del lector.

Si yo fuera este libro, me gustaría tener de compañía, en la estantería, las aventuras completas de David Grau.


No hay comentarios:

Publicar un comentario