miércoles, 22 de noviembre de 2017

La leyenda de Sleepy Hollow de Washington Irving


Sinopsis 
Ichabod Crane es el maestro de la comunidad de Tarrytown, en Sleepy Hollow (literalmente «Hondonada del Sueño»), un valle a orillas del Hudson. Su antagonista es Bran Bones, un grandullón grosero, que es también su rival en el amor de Katrina Van Tassel, hija única de un acaudalado terrateniente. Ichabod cree alcanzar la gloria el día en que Van Tassel le invita a una fiesta en su «castillo»... pero lo que no sabe es que lo que ahí le espera es la condenación, pues en los bosques encantados de la «región del sopor» vaga el espectro del Jinete Sin Cabeza
Reseña
Breve historia escrita en 1820 y que es muy conocida por todos, pero que, en su versión íntegra y original, es muy diferente a toda adaptación televisiva e incluso cinematográfica, que se base en esta obra.

Washington Irving, es todo un maestro a la hora de realizar descripciones, tal vez por ello es uno de esos autores que tenemos que tener a mano; su narrativa, poco pedante, de fácil lectura, está repleta de extraordinarios paisajes, en los que los lectores pueden sumergirse con facilidad, sintiéndose presentes en el entorno descrito.
Perteneciente al romanticismo, es considerado como el primer autor americano reconocido a nivel internacional y es asimismo precursor y fuente de inspiración para otros muchos escritores de origen americano, como por ejemplo Mark Twain.
Recorrió Europa y fue embajador americano en España, de la cual se enamoró, se dice de él que fue también el primer escritor hispanista extranjero. 
Os recomendaría leeros sus ‘Cuentos de la alhambra’, basados en leyendas y cuentos de la región andaluza, un libro que entremezcla el género de viajes, diarios y cuentos.

Volviendo al relato, todo gira alrededor del protagonista, en un entorno rural, en una colonia básicamente de origen holandés, y si indagamos un poco más (por internet), nos daremos cuenta de algo muy curioso, realmente está describiendo la colonia holandesa que dio origen a Nueva York (lugar de origen del escritor), y Sleepy Hollow, es una descripción del pueblecito, donde (que casualidad), falleció el escritor.

Todo el ambiente se recubre de tinieblas, supersticiones y relatos de miedo alrededor de la lumbre, tal vez sea eso, y no la leyenda en sí, lo que hace que nos sintamos en medio de una arboleda rodeados de nieblas y ruidos producidos por el viento y animales nocturnos, que alimente nuestra imaginación y nos de miedo.
No es un cuento, con muchos diálogos, todo es narrado en tercera persona, con un humor y una ironía, sobre las personas y las costumbres de la época, y en la que ni siquiera los animales se libran. Nos sorprenderá el final, puesto que la narración, tiene un final completamente distinto a todo lo que se conoce de la ‘Leyenda del jinete sin cabeza’.

Me reí mucho con este libro, la primera vez que lo leí, y actualmente gracias a la propuesta desde el blog Susurros de Biblioteca, para su taller de Noviembre, me he vuelto a divertir.

Si yo fuera este libro, me bajaría del maldito caballo, me lo echaría encima y correría, más rápido aun, cruzando el río, y si es preciso andando sobre él.

2 comentarios:

  1. Jajaja, cogerías el caballo jajaja, cualquier cosa para huir del jinete sin cabeza XD XD
    Me gustó releer este cuento con vosotros, lo pasamos muy bien con Ichabod :-)

    ResponderEliminar
  2. si, si, caballo, jamelgo o lo que fuera eso sobre lo que huia Ichabod, ....

    ResponderEliminar