sábado, 1 de octubre de 2016

Flores para Algernon de Daniel Keyes


Sinopsis


Charles Gordon es un disminuido mental que ha llegado a la treintena relativamente integrado en la sociedad. Trabaja, tiene amigos, es simpático y tiene la sensación de ser querido. Acude a clases de lectura con la Srta. Alice para discapacitados y un gran interés por aprender. Su vida dará un giro radical cuando su familia accede a la propuesta de Alice para que forme parte de un experimento científico llevado a cabo con anterioridad con un ratón, Algernon, y con el fin de ver las consecuencias de esa cirugía del cerebro en un humano. La intervención ha sido un éxito, pero Algernon empieza a manifestar cambios de conducta que inquietan a los científicos ¿Afectará de igual manera a Charlie?. Todo este proceso y sus consecuencias son contadas a través de los ‘informes de progreso’ escritos por Gordon y es un recorrido por la mente humana y por el corazón de los protagonistas.




Reseña


Tal vez este sea uno de los libros de ciencia ficción que más me han gustado. Estamos acostumbrados a asociar la ciencia ficción, con naves espaciales, robots y aliens. En este libro, no encontramos nada de eso, pero hemos de catalogarlo en ese género puesto que: La ciencia ficción se considera como el género cuyos contenidos se encuentran basados en supuestos logros científicos o técnicos que podrían lograrse en el futuro, al contrario que en el género fantástico, en el que la trama y los personajes son fruto de la imaginación del autor. El texto está narrado a modo de diario, diario del propio protagonista, Charlie Gordon, donde podemos discernir claramente la evolución de sus sentimientos, el conocimiento de su entorno, de su vida, e incluso me atrevería a decir de su propio comportamiento social. Una narrativa, sencilla, llena de frases simples que dicen mucho, con pocas palabras. En muchas partes de la misma, me tuve que detener, la visión de Charlie, su manera de ser, sus reacciones revelan un conocimiento del alma y del comportamiento de las personas que es intemporal, creo que este libro, por mucho tiempo que pasase, sería siempre igual. Tan breve se me hizo su lectura, que es de esas narraciones, que releo, cuando tengo un rato. 


Si yo fuera este libro, me obligaría a visitar la mesilla de noche de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario