miércoles, 12 de octubre de 2016

La Casa Infernal de Richard Matheson


Sinopsis

En 1940 una expedición de cinco personas se internó en la infame Casa Belasco para desentrañar los misterios de la que era considerada como la casa más peligrosa del mundo. Sólo uno de ellos consiguió salir con vida.

Treinta años después, el millonario Rolf Randolph Deutsch contrata a cuatro extraños, entre ellos el único superviviente de la masacre de 1940, para demostrar la existencia de la vida después de la muerte. Para ello deberán pasar una semana en la Casa Belasco. La Casa Infernal les ha permitido entrar, pero ¿los dejará salir?

Reseña

Como antecedentes, más o menos conocidos tenemos “La maldición de Hill House” de Shirley Jackson y la película de mismo título de 1966.
Nos encontramos con la eterna dicotomía: razón y ciencia, frente a fenómenos paranormales
Este libro del que hoy os hablo, fue editado en la época de los setenta (1971), en pleno auge de una corriente de autores de terror, (por ejemplo, el afamado "El exorcista" de William Peter Blatty); por lo que parece estaba de moda tener miedo, algo que actualmente es visible también, dada la gran profusión de películas y libros de ese género en los cines y librerías.
El libro tiene un alto contenido de escenas muy explicitas, violentas con una descripción del ambiente muy detallado, tétrico y oscuro, la verdad que no se si influenciado por la película (cuyo guion escribió el propio Matheson) de 1973, pero en ocasiones podía 'ver' los decorados de la trama, las distintas habitaciones, el pantano, la piscina, la capilla…
El relato está realizado a modo de diario de un día a día, hora a hora, pero contado desde el punto de vista de un orador externo. Los personajes son creíbles, pero muy idealizados, en ocasiones llegan a resultar extremistas.
Nos encontramos con un doctor muy lógico, incrédulo y poco receptivo a las ideas de los demás, obsesivo con su deseo de destruir todo aquello inexplicable por la razón y la ciencia.
Su esposa muy atenta con su marido y reprimida sexualmente por traumas que sufre en su juventud, llama mucho su carácter sumiso, dulce respecto a su marido que contrasta con su yo interior.
La médium muy sensible, religiosa y poco flexible frente a la razón (defiende a ultranza los hechos paranormales). Obsesiva con su deseo de ayudar a las entidades paranormales.
El médium fracasado en su faceta de espiritista, muestra la cara del escéptico, ante todos y todo, no quiere inmiscuirse en la discusión que existe entre la realidad y lo que pudiera existir en el más allá.
El final es precipitado, como si el autor hubiera deseado finalizar rápidamente, para mí que su intención fue crear el ambiente, la angustia, el sufrimiento del lector y lo consiguió de tal manera, que no supo cómo salir de su propia creación.

Si yo fuera este libro, no visitaría esa casa ni por todo el oro del mundo, ¡¡qué miedo!!.



2 comentarios:

  1. A mí este libro me decepcionó, iba con las expectativas muy altas, y luego pues... Pero me gustó más que el de S. Jackson, que de miedo nada de nada.
    Gracias por participar en la iniciativa, a ver si te animas con otro libro más ;-)
    Y no, yo tampoco entraría en esa casa XD
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola creo que ya somos tres los que no entraríamos en esa casa, y la lectura tampoco me atrae demasiado, no soy mucho de terror solo lo visito de vez en cuando, parece que la película te gustó más, espero que la siguiente lectura sea más impactante. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar